Logo Soy Carmin
Mujeres solteras y sin hijos las más felices y sanas del mundo. Foto: unsplash
Buena Vida

Confirmado: mujeres solteras y sin hijos las más felices y sanas del mundo

Un profesor de la London School of Economics ha revelado que las mujeres solteras y sin hijos son más felices y sanas. Explica por qué.

Por: Jazmin Lopez

Mujeres solteras y sin hijos las más felices y sanas del mundo. Foto: unsplash

Mujeres solteras y sin hijos las más felices y sanas del mundo. Foto: unsplash

Las mujeres solteras y sin hijos son las más felices y sanas del mundo. Así lo reveló un psicólogo y profesor de la London School of Economics. Si eres una mujer soltera y sin hijos y aún piensas que la felicidad se encuentra formando una familia, es posible que te estés equivocando.

Evidentemente, esta teoría respecto a la felicidad es subjetiva, y es por ello que el profesor de Ciencias del Comportamiento en la Escuela de Ciencias Políticas y Economía de Londres Paul Dolan, se ha ganado muchas críticas e incluso, ataques personales. El motivo, defender la idea de que las mujeres solteras sin hijos son el grupo de población más sano y feliz que existe.

¿Mujeres solteras y sin hijos son más felices?

De acuerdo a El País el psicólogo Paul Dolan utilizó en su último libro "Happy Ever After, Escaping the myth of the perfect life", los datos de una encuesta nacional estadounidense sobre el uso del tiempo para concluir que "los casados son más felices que otros grupos de la población, pero solo cuando la otra mitad está presente en la habitación. Cuando están solos y se les pregunta si son felices, dicen lo contrario".

El problema de esta teoría no fue tanto que hirió la sensibilidad de más de uno como que Dolan no interpretó correctamente la información de la encuesta. El profesor igualó la expresión "esposo ausente" -empleada por los encuestadores para organizar los datos- con que "había salido de la habitación", cuando en realidad significa que la pareja ya no está viviendo en el hogar porque ha fallecido.

Con esta interpretación, no se puede confirmar que la estadística esté de su parte, pero lo obtenido de las reacciones que se han sucedido en el mundo anglosajón sí parece demostrar una de las conclusiones del libro: "Que no nos podemos creer que la gente que vive desemparejada pueda ser más feliz que la que sí lo está".

Según Dolan explica en su libro, "nos cuesta aceptar que haya gente que sea feliz de una manera tan diferente de lo que nos hace feliz a la mayoría".

¿EL MATRIMONIO NOS DA FELICIDAD?

La idea de que el matrimonio trae muchos más beneficios para el hombre que para la mujer es común entre los científicos que han abordado el asunto. Pero no solo eso, se ha descubierto que cuando el matrimonio no funciona, el impacto físico y psicológico es superior en la mujer que en el hombre.

La consultora de género Laura Viñuela confirma que desde el punto de vista de la salud, el bienestar y el progreso profesional hay muchas más ventajas para el hombre dentro del matrimonio.

"Solo hay que mirar cualquier estadística sobre usos del tiempo para ver que las tareas domésticas y los cuidados del hogar siguen siendo cosa de mujeres de forma desproporcionada, por mucho que, en la última década, suba tímidamente la dedicación de los hombres a dichas tareas.

[...] Es cierto también que la sociedad actual está en proceso de cambio, pero no existe aún un cambio profundo en las bases de todo el sistema patriarcal, todavía estamos en una capa de barniz de igualdad que, a poco que se rasca, muestra toda la desigualdad que hay debajo".

LA FÓRMULA DE LA FELICIDAD

La sociedad ha implementado una serie de ideas las cuales nos llevarían a la "felicidad" pero está claro que la definición de esta palabra resulta muy distinta para cada individuo.

Muchos creen que la felicidad es: 

Un buen trabajo + dinero + matrimonio + hijos = felicidad.

Pero no necesariamente es así. Llegamos a adultos con esta ecuación tan aprendida e implantada que asumimos automáticamente que, si nos falta una de las variables, no seremos. Esa sensación llega porque nos han ido diciendo cómo debemos vivir nuestra vida para que nos sea más fácil sobrevivir y encajar en la sociedad.

Pero la felicidad no necesariamente es tener pareja e hijos. El psicólogo Dolan defiende en su último libro, la felicidad no es lo que la mayoría piensa que es. El autor explica por qué una buena educación, ganar dinero, tener éxito, casarse, ser monógamo y tener hijos no es garantía de felicidad.

Esto lo afmrma analizando por qué tendemos a juzgar a los que no hacen lo mismo que nosotros. El autor se pregunta: ¿si ellos son felices, por qué no dejas que hagan lo que quieran? Y, lo más importante: ¿si tú eres feliz, por qué no dejas en paz a los demás?

"La sociedad pone mucho énfasis en que tengamos una educación superior, hacernos ricos y casarnos, pero que muchas personas serían realmente más felices con un curso vocacional, unos ingresos medios y sin pareja. Eso no quiere decir que uno no deba luchar por conseguir riqueza y éxito, pero tampoco tiene que ser el ideal de vida para todos", asegura el psicólogo.

 

Con información de El País.