Buena Vida

Con qué me quedé después de mi divorcio

Descubrí que la vida sigue y mucho mejor

Por: Norma Portillo

Foto: Expertosenimagen.com

Foto: Expertosenimagen.com

Cuando casada hubo momentos hermosos, momentos compartidos, sueños pensados y metas a realizar. Con el tiempo las cosas fueron cambiando y de pronto me encontré en una nueva realidad.

Después de años de estar juntos, un buen día mi pareja me dijo que se iba. No lo niego, el mundo se me vino abajo, el bloqueo llegó y no podía dar crédito a lo que me estaba pasando.

Cuando se fue pensé que mi mundo se acababa, que estaría sola y que no podría salir del “bache”. El miedo, la angustia, el dolor se abrieron paso.

Recuerdo que mis amigas me decían que el tiempo me ayudaría y que iba a pasar. Yo, sólo pensaba que el tiempo parecía que se había detenitido y que el dolor parecía una cadena muy pesada que me jalaba cada vez más al abismo.

Hoy pienso que tenían razón, el tiempo es muy sabio, cura la herida y te pone en el lugar que te corresponde.

Me doy cuenta que no necesito de un hombre para ser feliz. No me quedé sola. Me tengo a mi misma para vivir, compartir momentos con las personas que amo, vivir la vida a mi manera sin dar explicaciones a nadie y sobre todo, me quedé con lo más valioso para mí en estos momentos, mis hijos. Alcahuetes, amorosos, felices, realizados y sobre todo conscientes de las necesidades de su madre.

He aprendido a ser de nuevo yo, a tener sueños personales, metas a realizar y una nueva vida próspera y feliz. Me di cuenta que nunca he estado sola, la familia, los amigos, el trabajo, y yo misma caminamos de la mano.

Esto también te puede interesar:

 

Temas

  • mujer
  • amor
  • pareja
  • divorcio
  • vida
  • esperanza

Comentarios

Te puede interesar