Logo Soy Carmin
Cómo ser una buena expareja, te lo contamos
Buena Vida

Cómo ser una buena expareja, te lo contamos

Terminar una relación de pareja nunca es fácil, sobre todo después de un largo tiempo o de haber quedado en malos términos. La interacción con nuestros ex's es un tema interesante que tocar, pues hay que ser cuidadosas con algunos detalles.

Por: Nancy Villarreal

Cómo ser una buena expareja, te lo contamos(Especial Pexels)

Cómo ser una buena expareja, te lo contamos | Especial Pexels

¿Te has preguntado lo que implica ser una buena expareja? Es algo curioso preguntar esto pues la mayoría de las personas tienen (o tenemos) un problema al momento de recordar a esas personas que pertenecen a nuestro pasado. En definitiva, borrar recuerdos tan significativos no es algo sencillo y eso puede ocasionar que, aunque ya no haya algo, se presenten situaciones incómodas para ambas partes. 

Esto es algo que tenga que pasar así forzosamente, sin embargo, puede pasar y para evitar problemas con una expareja debemos adoptar ciertas actitudes y evitar algunas acciones. En las siguientes líneas vamos a ayudarnos de algunas recomendaciones de la psicología para convertirnos en una buen exnovia o exnovio, por el bien propio y del otro. 

Primero, piensa en tu pareja actual

En el caso de que se tenga actualmente una relación sentimental, cuando una expareja reaparece en la vida de una persona puede llegar a ser un hecho sorpresivo. Puede suceder que este "ex" tenga alguna intención no tan inocente al volver, o puede ser lo contrario, que solo se dé la oportunidad de retomar un contacto amistoso. Sea cual sea el caso, la pareja actual debe conocerla y tomar en cuenta su postura.

Considera la vida personal de tu ex

En el caso de que seamos nosotras las interesadas en retomar un contacto, debemos considerar que es probable que el ex ya ha rehecho su vida y que probablemente ya tenga una nueva pareja. Por eso, es importante que desde un inicio tengas claras tus intenciones tanto contigo misma como con tu antiguo amor desde un inicio, así como respetar su postura. Hay que aprender a ser prudentes, pues aunque el otro siga soltero, no significará que quiera regresar. 

No frecuentes sus redes sociales

Cuando no se llega al punto de eliminarse y bloquearse en las redes sociales, lo mejor será que cuando la ruptura es algo reciente evites las interacciones por esos medios digitales. Un aparentemente inocente "Me gusta" o comentario puede llegar a no ser lo más conveniente. Sobre todo, evita comentarios en los que puedas expresar opiniones de mal gusto o sobre asuntos que ya no te competen. Otra cosa: ¡evita las indirectas para tu ex!

Puedes leer: Razón psicológica por la que te enamoras de un hombre mayor que tú

Evita traer recuerdos demasiado íntimos

El hecho de que en algún momento haya existido una relación cercana no significa que podamos hacer comentarios del tipo "cuando estábamos juntos" o "¿te acuerdas de cuando fuimos a tal parte que tanto nos gustó?". Con este tipo de recuerdos, una charla inofensiva con nuestro ex se puede tornar en incómoda y hasta en una discusión.

No te intereses por su nueva relación

Puede ser una de las cosas que más curiosidad nos da, pero realmente no es algo sano. Cuando retomamos interacción con una expareja, sin importar cuánto tiempo haya pasado, siempre será inoportuno que la primera pregunta que salga sea referente a su vida sentimental. Lo mejor es dejar fluir las cosas y es probable que el tema salga solo en algún momento. 

Evita a sus amistades

Esto no tiene que sea algo definitivo, pero lo mejor es hacerlo por un buen tiempo. Cuando se tiene una relación de una larga duración es común que hayan quedado amigos en común o que nuestra interacción con los amigos de nuestro ex haya sido bastante buena, pero tras un rompimiento, lo mejor será tomar una distancia mientras los sentimientos se calman. 

Puedes leer: Psicología inversa para enamorar a un hombre que se hace del rogar

Ya no hagas reclamos 

Ya de nada sirve que después de un tiempo sin ser pareja se vuelvan a retomar esas discusiones o problemas que dieron fin a nuestra relación. Cuando esto sucede por una infidelidad o una mentira, por ejemplo, lo mejor es sacar lo que sentimos en el momento, antes de terminar o quizá un poco después. Olvídate de hacerlo cuando ya han pasado meses o cuando cada uno ya goza de una nueva oportunidad en el amor

Respeta la relación que tuvieron

Probablemente el punto más importante de esta lista de consejos es este. Por mucho que las cosas hayan salido mal o nos hayamos sentido traicionadas, hay que evitar a toda costa hablar mal de la expareja o de la relación como tal. Por muy verdad que sean las malas experiencias, a fin de cuentas por algo estuvimos en ese lugar, en algún momento fuimos felices y fue un acuerdo mutuo estar unidos. De nada sirve negar lo que hubo. 

Cómo ser una buena expareja, te lo contamos
Cómo ser una buena expareja, te lo contamos

Síguenos en

Temas

Comentarios