Logo Soy Carmin
Cómo sanar a mi niña interior rota y ser feliz
Buena Vida

Cómo sanar a mi niña interior rota y ser feliz

Una infancia dolorosa impide a las personas ser optimistas ante la vida, pueden experimentar un vacío donde otros han almacenado la esperanza

Por: Marisela Salazar

Cómo sanar a mi niña interior rota y ser feliz(Fuente: Pexels)

Cómo sanar a mi niña interior rota y ser feliz | Fuente: Pexels

Cuando a las personas le suceden cosas malas, recurren a su reserva interna de fuerza para hacerle frente a las dificultades con entereza, se vuelven capaces de afrontar esos momentos dolorosos y superarlos. Pero cuando experimentan demasiadas adversidades, esa fuerza puede agotarse y las personas tienden a de luchar al creer que mejorar es imposible.

Una niñez dolorosa puede evitar que las personas desarrollen un "Yo" sano, y como resultado, experimenten un vacío u oscuridad, donde otros, han almacenado la esperanza. Una infancia traumática puede impedirle a las personas ser optimistas ante la vida y debilitar su capacidad para afrontar las dificultades.

Al mirar a las personas, no podemos saber qué dolor llevan dentro de sus corazones porque pueden ocultar su sufrimiento. Cada persona es capaz de ocultar el dolor psíquico, su "Yo" roto puede ser invisible para los demás. Y a veces, ese quebrantamiento está oculto, incluso, para quienes están rotos.

Las personas que tienen un niño interior herido pueden sentir que algo no es como debería ser, sin saber muy bien por qué y suelen ser constantemente invadidas por pensamientos negativos. Para una persona con un trauma temprano puede resultar difícil disfrutar la vida por la falta de un banco interno de sentimientos esperanzadores.

Seguir leyendo: Jamás te rindas, cumple los anhelos de tu corazón

Pero también, existen personas que son plenamente conscientes de las fuentes de dolor que las hirieron durante su niñez. Y existen ciertos tipos de traumas infantiles que pueden volver más fuertes a las personas, el dolor temprano que experimentaron suele hacerlas más reflexivas y maduras para su edad.

No existe una segunda oportunidad para que las personas puedan regresar a la niñez y salir ilesas, cada ser humano siempre llevará dentro al niño que una vez fué. Pero esas personas cuya niñez las dejó heridas, son capaces de tener éxito en la vida. Tanto la persona adulta en la que se convirtieron como aquél niño que alguna vez fueron, pueden encontrar la felicidad.

Seguir leyendo: Frases para motivarte a cumplir tus sueños

"Cuando dos adultos se relacionan íntimamente, se relacionan no simplemente como adultos sino como niños, a través del juego y el tipo de frivolidad que trae la cercanía, la alegría de estar en la compañía del otro y de estar vivo", explican los especialistas.

El hecho de que las personas siempre lleven dentro al niño interior que una vez fueron, en ocasiones puede ser una bendición, incluso, para aquellas cuyo "Yo" está profundamente herido. Es precisamente porque ese "Yo" roto está con ellas, que cuando encuentran un espíritu afín, tanto la persona adulta que son como el niño que alguna vez fueron, pueden sanar.

Y aunque el camino hacia la recuperación puede ser largo, la curación es posible. Se puede encontrar la alegría interior que falta y construir una reserva de bienestar para continuar viviendo y ser felices. Una infancia sin amor no destina a las personas a tener una edad adulta sin felicidad.