Logo Soy Carmin
Cómo saber si estás tratando con una persona que te puede hacer daño.
Buena Vida

Cómo saber si estás tratando con una persona que te puede hacer daño

Las personas maliciosas se caracterizan por ser narcisistas en potencia que sólo buscan su beneficio; para identificarlas, hoy te compartimos cómo actúan y cómo se rigen en la vida.

Por: Alicia Kelsey López Medina

Cómo saber si estás tratando con una persona que te puede hacer daño.(Pexels.)

Cómo saber si estás tratando con una persona que te puede hacer daño. | Pexels.

Cómo saber si estás tratando con una persona que te puede hacer daño. A través de la convivencia se puede llegar a conocer a alguien mejor, pero en el caso de las personas con malicia, suele ser complicado porque actúan con sutileza. A pesar de esto, hay señales discretas que demuestran sus intenciones; para conocerlas a detalle, hoy te platicamos de ellas porque lo más importante es velar por el bienestar propio. 

De entrada, hay que resolver la pregunta más importante: cómo se define a una persona peligrosa y dañina. Al respecto, El Confidencia indica que se trata de individuos narcisistas que carecen de empatía y su único fin es sacar provecho, así que no les importa pasar por encima de otras personas para obtener o alcanzar lo que quieren.

Te puede interesar: Amor saño: las señales que significan que "ahí sí es"

Lo más peligroso de estas personas es que se caracterizan porque saben ocultar sus oscuras intenciones bajo una fachada de amabilidad o compromiso, generando confianza para que las posibles víctimas se muestren vulnerables. Y esto las hace presas fáciles para manipularlas e incluso hacerlas sentir mal cuando no pueden hacer algo.

Características principales

Cambios de personalidad. Aunque procuran guardar las apariencias, un mínimo comentario o acción que no sea de su agrado genera en estas personas una reacción negativa, haciendo que se pongan a la defensiva o sean totalmente indiferentes. Esto ocurre porque para ellas se trata de una amenaza y buscan una manera de evadirla.

Tienen problemas sin resolver. Debido a que se rigen por las apariencias, no suelen darle importancia a las dolencias que tienen, así que ante circunstancias que activen esos focos rojos, tienen una reacción agresiva, haciendo comentarios hirientes. En estos casos, aplica la frase “las personas lastimadas lastiman a otros”.

Les gusta el drama. Para las personas dañinas, la vida no es nada sin drama. Ya sea que lo provoquen o lo “atraigan”, el drama es una constante en su vida y eso ha generado que su misma familia tome distancia de estas personas, aunque ellas lo justifican culpando a su familia o a las personas con las que se dio conflicto, ya que decidieron “eliminar” a quienes les hacían “daño”, aunque las cosas fueron al revés.

Cómo saber si estás tratando con una persona que te puede hacer daño. Pexels.

Ventilas las quejas en público. Una señal muy evidente de que se está tratando con una persona peligrosa es que siempre se están quejando, pero sobre todo eligen hacerlo en público. De esta manera, llaman la atención y se centran el drama en vez del trasfondo real para evitar se vulnerables o demostrar que tienen miedo e inseguridad; al final de cuentas, es una manera de controlar las situaciones. 

Patrones de engaño y justificación. El engaño es por excelencia la característica de este tipo de personas, y la usan siempre que pueden para obtener lo que quieren. Lo hacen con toda la intención y siendo conscientes del daño que pueden provocar. Para no ser evidentes, igual optan por engañar diciendo sólo fragmentos de la verdad, es decir, dicen lo que les conviene para quedar bien o adoptar el rol de víctimas.

Puedes leer: Cosas que te roban la energía todos los días, y tú ni encuenta

Finalmente, otras dos señales discretas de las personas con malicia es que nunca aceptan la responsabilidad de nada, como si se tratara de individuos perfectos que nunca se equivocan, además de que hacen comentarios para poner en tela de juicio lo que dicen los demás; en pocas palabras, hay un juego de manipulación para que las personas duden de la realidad.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Alicia Kelsey López Medina

Las letras se volvieron mi refugio cuando tenía 12 años; con el paso del tiempo, mi amor por ellas creció y aquí estoy. Escribir me ha permitido colaborar con diferentes medios como el Diario de Yucatán, El Universal, Novias Pashá y Yo amo los zapatos. Mediante este noble trabajo puedo escribir desde notas humanas hasta moda; sin embargo, para mí, lo más importante es ser un canal para darles voz a quienes no son escuchados.

Ver más

Comentarios