Buena Vida

Cómo recuperar tu vida y llevar la fiesta en paz con tu ex

La mujer que tiene enfrente una ruptura amorosa, tambalea su amor propio según estudios de la Universidad de Kentucky

Por: Jasiel Armenta

El amor y el respeto es la base de toda relación sana y duradera, sin embargo, cuando las parejas empiezan a experimentar rupturas, desequilibrios y pierden poco a poco el interés de luchar por seguir juntos, las cosas se ponen feas y se van alejando el uno del otro.

Una mujer con bajo autoestima puede sentir que su mundo se acaba, pues su vida gira en torno a su pareja, pero nunca debe olvidar que la dignidad como mujer debe estar antes y después de cualquier apocalipsis en tu relación, porque nadie nos pertenece. 

Pero ¿cómo perdemos la dignidad cuando estamos en una relación?

La dignidad se construye y se proyecta por medio de nuestra manera de vivir, no permitiendo a los demás hacernos objeto de ultrajes o humillaciones. Uno de los fundamentos principales de la dignidad es auto valorarse y auto respetarse, es decir auto amarse.

Shutterstock

La dignidad implica el merecer lo mejor. Solemos perderla cuando anteponemos terceras cuestiones convirtiéndolas en lo más importante.

Anteponemos por ejemplo lo que él quiere, desde a los lugares a los que podemos ir a divertirnos o cenar, que ropa quiere él que yo use o a qué hora tengo que llegar después de salir con mis amigas hasta cuando puedo ir o no a visitar a mi familia.

Caemos en el círculo de acciones pasivo agresivas, que se identifican cuando él te ofende o humilla a modo de broma aunque realmente es verdad incluso cuando lo hace delante de sus amigos o los tuyos.

Entre otras cosas están son las formas más comunes en la que la dignidad se nos va de las manos, porque lo permitimos o lo aguantamos.

Shutterstock

Sin embargo, hay parejas que, con hijos o sin ellos, son capaces de llevar una relación pacífica de ser necesario.

Después de la ruptura hay cuestiones que hacen que nuestra dignidad se valla directo al carajo, pero todo depende de cómo se haya dado el fin de la relación cuando tu pareja te comunica su deseo de terminar, sin tu quererlo, pierdes la sensación de control e independencia, pues es el otro quien ha decidido por los dos.

No deja la oportunidad a una elección libre, aunque esto es inevitable, pues no se puede estar en una relación donde otro no quiere estar.

Foto: Unsplash

Quizá buscando defender este aspecto de la identidad, hay personas que dicen “No, tú no me terminas a mí, soy yo quien te termino a tí…” y de ahí suelen venirse cuestiones como reclamos en público, llamadas incontrolables o mensajes extensos por whatsapp.

Ahí mismo perdemos nuestra dignidad, entender el fin de la relación es difícil pero es más fácil reconocernos como la prioridad y la valentía de nosotras mismas.

En el año 2012, la Dra. Brandi Frisbi y sus colaboradores, realizaron en la Universidad  de Kentucky un estudio para identificar cuáles eran los patrones de relación más eficientes que las ex parejas tenían para comunicarse tras la ruptura y que, por lo tanto, promovían una mayor adaptación a la separación.

Foto: Unsplash

De acuerdo al resultado del estudio, la Dra. Frisby clasificó a las ex parejas del estudio en 5 categorías.

  1. Camaradas perfectos: Ex parejas que terminan siendo amigos y se pueden llevar bien en cualquier área de su vida.
  2.  Colegas cooperativosEx parejas que se llevan bien, pero sólo como padres de hijos comunes, los que son la única razón de su interacción.
  3. Asociados enojados: Son muy hostiles y raramente interactúan entre sí.
  4. Adversarios feroces: Son tremendamente hostiles e interactúan de maneras muy conflictivas, ya sea por negocios o propiedades comunes, pero más frecuentemente, cuando los hay, por la crianza de los hijos.
  5. Dúos disueltos: Ex parejas que ya no tienen ningún contacto ni comunicación entre sí.

 

Temas

  • Dignidad
  • pareja
  • relaciones
  • amor
  • desamor
  • hombre
  • ex novio
  • ex esposo
  • amor propio
  • amores

Comentarios

Te puede interesar