Logo Soy Carmin
Cómo nuestras heridas emocionales determinan nuestras relaciones
Buena Vida

Cómo nuestras heridas emocionales determinan nuestras relaciones

Las relaciones sociales son realmente complicadas y el por qué, podemos encontrarlo en nuestro pasado personal; hoy, te hablamos de cómo nuestras heridas pueden afectar nuestra vida social

Por: Nancy Villarreal

Cómo nuestras heridas emocionales determinan nuestras relaciones(Especial Pexels)

Cómo nuestras heridas emocionales determinan nuestras relaciones | Especial Pexels

Conforme vamos creciendo, nuestro círculo social se va incrementando y entramos en la etapa que se conoce como socialización secundaria, que es cuando comenzamos a entablar otras relaciones sociales además de las familiares, como las de amistad, laborales y las amorosas, por supuesto. Todos estos vínculos que vamos añadiendo, se ven condicionados por nuestra salud emocional.

Las heridas emocionales que podamos llegar a tener dentro, se ven proyectadas como un mecanismo de defensa contra el otro. Cuando no sanamos a tiempo estas situaciones, nuestras relaciones se pueden volver un caos, en el que es común el reclamo, la culpa y el control en exceso. Se puede llegar, incluso, a la manipulación de las personas que están a nuestro lado. 

Darnos cuenta de que dentro de nosotras hay problemas emocionales sin resolver y que estos están terminando con nuestras mejores relaciones, será muy duro, sobre todo cuando el vínculo más cercano que se ha afectado es el que tenemos con nosotras mismas. 

Puedes leer: Día de las madres: conoce el tipo de mamá y cómo influye en sus hijos

¿Cuáles son las heridas emocionales que podemos tener?

La primera herida emocional de la que se puede hablar en las personas, es el nacimiento. Luego de pasar 9 meses en el vientre de mamá, donde todo era paz y tranquilidad, el parto y sus condiciones que este implica, cambian por completa nuestra percepción del mundo.

A partir de que nacemos, comienzan a darse una serie de necesidades que son suplidas por nuestros padres según su propia interpretación, y es en esta etapa, en la que aprendemos a pedir las cosas que requerimos. Luego, durante la primera infancia, por ahí de los 4 años, se nos van a replantear las cosas. 

Cuando comenzamos a ir a la escuela, dejamos nuestras relaciones primarias para comenzar con las secundarias. Los conflictos iniciarán cuando el intercambio que tenemos con las nuevas personas, no nos satisface las necesidades personales que ya teníamos cubiertas en casa, con la familia. 

Se darán entonces problemas de roles, sobre todo en los vínculos más íntimos, como el de la pareja. Las crisis y controles pueden ser algo frecuente, y proyectaremos hacia el otro aquellas características que no podemos resolver en nosotras. 

Nuestras relaciones interpersonales se forman con lo que tenemos dentro.
Nuestras relaciones interpersonales se forman con lo que tenemos dentro. / Especial Pexels

Problemas de pareja por choque de roles

Los expertos en relaciones han encontrado que aspectos como el enojo excesivo, la queja y las necesidades personales, suelen depositarse en la persona de quien nos acompañamos en la vida. Solemos señalar lo que el otro no nos da, lo que nos impide analizar lo que tenemos dentro. A través de la terapia psicológica en pareja, se puede llegar a una solución a este problema. 

Puedes leer: Las parejas optimistas son las más longevas, según expertos 

El tratamiento busca que cada uno de los integrantes de una pareja vean más allá de sus conflictos, a través del conocimiento de la historia de cada uno. Se intenta evaluar y llegar a entender a esos niños heridos que seguimos siendo por dentro los adultos, con miedos que salen a flote durante los momentos de crisis. A partir de ahí, el diálogo y la comunicación asertiva llevarán a una mejor interacción.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Nancy Villarreal

Nancy Villarreal

Periodista

Soy una comunicóloga mexicana de 31 años que está buscando encontrar el equilibrio y la felicidad en todos los aspectos de su vida. Apasionada de la redacción, la fotografía y la danza.

Ver más

Comentarios