Logo Soy Carmin
Cómo no perder la fe en el amor aunque te vuelvan a romper el corazón.
Buena Vida

Cómo no perder la fe en el amor aunque te vuelvan a romper el corazón

No te canses, aunque sea difícil, aunque no quieras seguir sufriendo, aunque la vida te diga que es mejor estar sola, tienes derecho a ser feliz 

Por: Brenda Colón Navar

Cómo no perder la fe en el amor aunque te vuelvan a romper el corazón.(Pexels)

Cómo no perder la fe en el amor aunque te vuelvan a romper el corazón. | Pexels

Hace años no entendía cómo se podía ser tan feliz y de un momento a otro sentir que el amor se te iba entre las manos. Pensaba que esa sería la vez definitiva pero no, fueron necesarios varios capítulos para encontrar el que valiera la pena. Esta es la historia de cómo no perder la fe en el amor aunque te vuelvan a romper el corazón. 

Seguro te sonará familiar, vives una historia de ensueño y cuando llega a su fin, muchas veces no por elección propia debo aclarar, te sientes harta, cansada de que alguien te haya visto la cara de tonta o de sentir que eras un “mientras” cuando creías ser un “para siempre”. Como yo, habrás pensado que era mejor estar sola que mal acompañada.

Aunque hice de la soledad una gran amiga y un viaje de descubrimiento personal, sabía que tenía que haber más. Sí, es fácil ser feliz sola, sin rendir cuentas, sin tener que aguantar lo que me desagrada, sin tener que ceder por el bien de otro, pero también es egoísta, así que me negué a que esas ideas consumieran mis ideas y mi corazón.

Mi amor propio es enorme, siempre lo fue, pero no sé, Dios es tan bueno que así como pone una medida de fe en el corazón, también pone una para amar y ser amado y ese es uno de los milagros más hermosos que pueden existir, por lo que no se da fácilmente. 

Una búsqueda que terminas cuando dejas de insistir

Me ilusioné tantas veces que perdí la cuenta, unos suspiros eran más fugaces que otros, había casos donde solo era cuestión de días para entender que ese chico que llamó mi atención simplemente no tenía nada que ver conmigo. 

Tras un golpe bastante fuerte tomé una decisión drástica: la próxima vez sería yo quien decidiera qué hacer, dejaría de ser tan considerada y tiraría toda la carne al asador por no quedarme con las ganas de nada. No quería vivir pensando en el hubiera, escuchar historias sin vivirlas. 

Cómo no perder la fe en el amor aunque te vuelvan a romper el corazón. Pexels

En ese momento mi corazón estaba sano, pero simplemente dejé de tener expectativas, dejé que la vida me sorprendiera, consciente de que podía terminar pero también, disfrutando cada momento. Fue ahí, cuando cedí el control, cuando dejé de insistir en querer el cuento perfecto que encontré lo que era perfecto para mí, tan ideal que aún no acaba. 

Esa es la moraleja para no perder la fe en el amor aunque te rompan el corazón: Pensar que puedes tener algo mejor, pero no esperar nada a cambio, pensar en ti y dejarte llevar para que el amor haga de las suyas, sus sorpresas son los mejores regalos que podrás recibir. ¿Estás dispuesta a darte una oportunidad? 

 

TE RECOMENDAMOS