Logo Soy Carmin
Cómo fomentar la lectura en los niños desde pequeños
Buena Vida

Cómo fomentar la lectura en los niños desde pequeños

Lo más importante es que los niños perciban el hábito de la lectura como un momento agradable, porque si inculcas la lectura como una obligación puedes llegar a fomentar su rechazo hacia los libros

Por: Marisela Salazar

Cómo fomentar la lectura en los niños desde pequeños(Fuente: Pexels)

Cómo fomentar la lectura en los niños desde pequeños | Fuente: Pexels

Leer es conocer, por ello es sumamente importante que los padres se encarguen de enseñar a sus hijos a valorar la lectura desde pequeños, porque los libros son una de las mejores herramientas para educarlos emocionalmente y la lectura en casa puede ofrecerles calma, diálogo y apego.

Pero lo más importante es que los niños perciban el hábito de la lectura como un momento agradable, debes procurar que conciban esa rutina como una actividad placentera, porque si inculcas la lectura como una obligación, puedes llegar a fomentar el rechazo de los niños hacia los libros. No debes forzarlos.

Aprender a identificar las emociones propias y ajenas es fundamental para triunfar personal y profesionalmente, de acuerdo con la psicóloga Ana Herrero, los libros son especialmente útiles en el proceso de identificación de las emociones ajenas

"Los cuentos nos dicen normalmente qué le pasa y cómo se siente el protagonista. De esta forma, reconociendo las emociones en otros, aunque sea en personajes ficticios, los niños terminan mejorando su capacidad para reconocer sus propias emociones”, destacó.

Algunos beneficios que brinda el hábito de la lectura para los niños:

  • Inculca valores 
  • Mejora la habilidad lingüística 
  • Ejercita las funciones cognitivas 
  • Fortalece la capacidad de concentración

A continuación compartimos algunos consejos que te ayudarán a fomentar la lectura en los niños desde pequeños:

Seguir leyendo: Dónde encontrar la felicidad

Los padres deben predicar con el ejemplo: 

Durante los primeros años de la vida de un niño y durante toda su infancia, los padres son su único modelo de conducta a seguir, por ello, es importante que los niños vean la rutina de lectura en casa. Los padres pueden ofrecerles una oportunidad de conocimiento con su ejemplo, de no ser así, los niños dejarán de interesarse en los libros.

Compartir el tiempo de lectura en familia: 

Leer juntos permite habitar temporalmente un mismo espacio imaginario y emocional, se sitúan en la misma historia creando lazos afectivos muy intensos entre ellos. Les permite ser partícipes de un entorno comunicativo lleno de confianza, además, los alienta a dar su opinión y a fomentar su espíritu crítico.

Seguir leyendo: Cómo sobrevivir al cruel invierno del divorcio

Que los niños lean por voluntad propia: 

Es recomendable que desde el primer año de vida del niño, un adulto le lea cuentos como un hábito diario, así fomentará su interés por los libros. La lectura en voz alta promueve ante todo vínculos sentimentales, establece un tipo de comunicación especial entre padres e hijos.  Es indispensable para que los niños adopten el hábito de la lectura por su voluntad.

Dejar que los niños elijan sus lecturas: 

Aunque siempre puedes orientarlos un poco sobre las lecturas, es aconsejable dejar que sea su propia curiosidad quien les empuje a leer y los motive a conocer nuevas historias, eso estimulará sus inquietudes y su creatividad. Les permitirá percibir la lectura como una actividad placentera.

Servirse de los libros para tratar emociones: 

Una buena manera de transmitir a los niños ciertos valores o explicarles determinadas emociones que pueden ser confusas, es hacerlo mediante la lectura de historias. Los libros pueden facilitar conversaciones sobre cuestiones que resultan difíciles de plantear y permiten hacerlo de un modo que la vida diaria no siempre propicia.