Buena Vida

Cómo evitar absorber energía negativa de otros

3 técnicas que te ayudarán a limpiar tu energía y evitar contaminarte con la vibraciones negativas de quienes te rodean. 

Por: Ana Izabal

Photo by Thought Catalog on Unsplash

Photo by Thought Catalog on Unsplash

Es increíble el gran efecto e impacto que ejerce la energía de las otras personas, sobre nuestra propia energía. Recordemos que todo lo que nos rodea es vida y está en movimiento gracias a la energía que irradia, esto también puede aplicarse a las personas y la principal fuente es la mente.

Aquello que pensamos y que hacemos, por supuesto se convierte en nuestra realidad y nos afecta en todos los aspectos de nuestra vida, por ello cuando estamos rodeadas de personas que solo piensan de manera negativa, que solo critican y no ayudan a construir nada bueno y que no aportan nada significativo o importante a los demás, son las personas que más nos contaminan.

Este tipo de contaminación, la de la mente y de la energía espiritual, es mucho más peligrosa que la suciedad material, porque es invisible y no nos damos cuenta lo mucho que nos está afectando hasta que ya es demasiado tarde.

También puedes leer: 5 formas de limpiar tu karma todos los días

Muchas veces nuestra vida no tiene motivos para estar estancada o dañada, porque hacemos lo correcto o lo necesario para nuestro propio bienestar y el de los demás, pero cuando estamos a lado de una persona negativa o destructiva, esa carga recae también en nosotros.

¿No te parece injusto que tengamos que pagar por los errores de otros, quienes no quieren cambiar ni mejorar?

Pues bien, si quieres evitar esto es tan fácil como aprender a poner límites y aplicar algunas técnicas para bloquear la energía negativa de estas personas y que no afecten nuestra vida, ¡toma nota!

Primer paso: libertad de elección

Así de simple, en la vida tenemos la libertad de tomar decisiones y depende de ti decidir si te rodeas de personas que aporten algo positivo a tu vida o si prefieres quedarte con alguien que solo te está contaminando. 

Suena complicado porque los sentimientos y las emociones también se involucran y no es fácil desprenderte de alguien que te importa o que amas, pero que también te hace daño. Recuerda que el primer paso es tu LIBERTAD de elegir quedarte o alejarte de una persona que te contamina con su mala energía y sus malas elecciones de vida.

 

Tienes libertad de decidir si algo
te lastima o no. FOTO: Jesse Uli/Unsplash

 

También puedes leer: El secreto para que la ley de atracción funcione

La responsabilidad de vivir con dignidad y provecho es de cada quien, no lo olvides. Si puedes ayudar a esa persona, hazlo, pero no tomes sus problemas como tuyos. 

Segundo paso: piérdele el miedo a estar "sola"

Los seres humanos estamos condicionados para vivir en grupos, a sentirnos parte de algo o de ser aceptados por quienes nos rodean. Es evidente que nos gusta sentirnos apreciados y valorados, pero no siempre tiene que ser así. 

Se ha vuelto un mal común que si no eres "popular" entonces crees que no tienes cualidades igual de importantes que el resto del mundo, lo cual es falso. Esto tiene mucho que ver con la energía negativa que absorbemos de otras personas porque a veces preferimos estar con alguien que nos hace daño o pertenecemos a un grupo de personas que no aporta nada positivo a nuestra vida, con tal de no sentirnos "excluidos" o fuera de lugar. 

Por esto es importante aprender a no sentir miedo a la soledad o de alejarnos de esos grupos grandes pero poco provechosos, recuerda que más vale calidad que cantidad y si tienes un círculo pequeño de amigos o seres queridos, es mucho mejor que estar con muchas personas que terminen robando nuestra energía e impregnándonos de energía mala. 

 

Si estar rodeada de pocas pero buenas personas, te da
tranquilidad, vas por buen camino. FOTO: John Mark Arnold/Usplash

 

Tercer paso: no ignores aquello que te hace sentir incómoda

Por último, debemos tener muy en cuenta que no hay razón para sentirnos comprometidas a estar en un lugar o con una persona que nos hace sentir mal, incómodas o que nos afecta en otros niveles de nuestra vida.

Existen esas personas que te harán sentir culpable por elegir estar bien contigo misma en lugar de ser su recipiente de negatividad y quejas, no los escuches, al final la afectada serás tú y tienes total libertad de decir "no quiero exponerme a estas situaciones" y tomar tu distancia.

No estoy diciendo que cortes a todos de tu vida de tajo, que les voltees la cara si te los topas por la calle, que no respondas a sus llamadas o saludos, estoy diciendo que debemos aprender a trazar límites entre lo que nos perjudica y lo que nos beneficia.

 

Las personas negativas de harán sentir culpable por
no pensar igual. FOTO: Matthew Kane/Unsplash

 

Puedes convivir con quien tú quieras, pero siempre teniendo muy claro que si las acciones de otros te afectan, entonces tienes total libertad de retirarte sin sentir culpa.

De esta forma podrás limpiar tu vida, tu mente y tu espíritu de toda energía negativa que pueda provenir de otras personas y también de ti misma.

¡Suerte!

También puedes leer: 7 Consejos de Gandhi que te darán paz interior

 

Temas

  • Mujeres
  • motivación
  • superación
  • energía positiva
  • ley de atracción
  • karma

Comentarios

Te puede interesar