Logo Soy Carmin
Cómo construir una relación sana y feliz.
Buena Vida

Cómo construir una relación sana y feliz

No hay una fórmula mágica para tener una relación feliz, pero sí factores que debes considerar para fortalecer tu vínculo amoroso. Hoy te hablamos de ellos para que los consideres y lleves a la práctica.

Por: Alicia Kelsey López Medina

Cómo construir una relación sana y feliz(UNSPLASH.)

Cómo construir una relación sana y feliz | UNSPLASH.

Cómo construir una relación sana y feliz. Los vínculos amorosos pueden ser complejos porque cada persona tiene ideas, creencias y opiniones particulares. Pero cuando hay respeto, compresión y trabajo en equipo, sé está en el camino correcto, indican expertos en la materia. Esto deja en evidencia que no hay una fórmula mágica para tener una buena relación, pero sí factores que debes considerar.

Para empezar a hablar de qué se necesita para tener una buena relación, los psicólogos Arasteh Gatchpazian y Tchiki Davis explican en un artículo de Psychology Today que primero hay que tener claridad acerca de qué es un buen vínculo, un vínculo sano, un vínculo feliz.

Te puede interesar: Lo que aprendes al estar en una relación sana y tener un amor bonito 

Exponen que en Psicología las relaciones se abordan desde cómo se sienten las personas en estas, es decir, desde una “dimensión hedónica” y esta hace referencia a qué tan contentas están las personas y qué tanto placer sienten. Sin embargo, afirman que hay aspectos más profundos que se deben evaluar y destacan tres:

  • Crecimiento personal. Como el nombre lo dice, se refiere a aquello que la relación y la otra persona te aportan para que seas la mejor versión de ti. Esto involucra el apoyo, la motivación y la fe que tu pareja te ofrece de manera genuina y tiene en ti porque quiere que te desarrolles y alcances tu máximo potencial.
  • Metas compartidas. Tanto las metas personales como las compartidas son importantes, ya que estar en una relación no te debe alejar de lo que anhelas; por el contrario, tu pareja te debe apoyar; esto se relaciona con el punto anterior. Y también se debe aprender a trabajar en equipo y por ello es necesario compartir intereses y objetivos a futuro como formar una familia, comprar una casa o viajar.
  • Apoyo mutuo. Incluso en el apoyo debe haber una balanza, porque no se trata de una parte dé más o ceda más; a la larga, esto sólo genera conflictos. Pero si hay organización y apoyo de ambas partes, quiere decir que las bases de la relación son más sólidas.

Al tener esto en claro, se puede empezar a trabajar para tener una relación feliz. Los puntos clave para lograrlo se basan en la apertura, honestidad, tolerancia y respeto, como te exponemos a continuación.

1. Tener una conexión real. Ser auténtico es el primer paso porque te muestras tal cual eres y esto quiere decir que dejas ver tus virtudes y defectos, así como tus fortalezas y debilidades. En resumen, hay un grado de vulnerabilidad y está bien porque la otra personas te ve como lo que eres: un ser humano. 

2. Tener pláticas incómodas. Enfrentar los problemas es fundamental porque una vez solucionados, se da vuelta a la página. Lo cierto es que esto implica madurez e inteligencia emocional para entender que discutir no está mal, ya que a veces es la única manera de saber qué piensa la otra persona acerca de algo o qué quiere para comprender, argumentar, equilibrar y conciliar.

Cómo construir una relación sana y feliz. UNSPLASH.

3. Manejarse con respeto. En todas las relaciones hay altibajos porque cada persona es diferente y eso puede provocar que haya diferencias. A pesar de esto, es primordial aprender a abordar esos problemas de manera saludable y por eso es importante que impere el respeto. Respeto con lo que el otro piensa, respeto en cómo uno se expresa y respeto en la convivencia en general.

4. Trabajo en equipo. Desde los quehaceres del hogar hasta resolver problemas, las parejas tienen sí o sí que trabajar en equipo. No se trata de depender de la otra persona, sino de aprender a aceptar que se necesita ayuda, aprender a aceptar la ayuda y aprender que en una relación debe haber apoyo.

Puedes leer: Y nada duele más que quedarte en un lugar que no es para ti

5. Salir de la rutina. Es normal que el ritmo de la vida misma, los pendientes y el cansancio provocan que las relaciones caigan en la monotonía. Cuando esto suceda, hablar de cosas nuevas y diferentes qué le apetece probar o intentar es fundamental porque romperán con la tensión que pueda haber y reforzarán el vínculo amoroso.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Alicia Kelsey López Medina

Las letras se volvieron mi refugio cuando tenía 12 años; con el paso del tiempo, mi amor por ellas creció y aquí estoy. Escribir me ha permitido colaborar con diferentes medios como el Diario de Yucatán, El Universal, Novias Pashá y Yo amo los zapatos. Mediante este noble trabajo puedo escribir desde notas humanas hasta moda; sin embargo, para mí, lo más importante es ser un canal para darles voz a quienes no son escuchados.

Ver más

Comentarios