Logo Soy Carmin
Cómo cerrar ciclos, pero no tu corazón
Buena Vida

Cómo cerrar ciclos, pero no tu corazón

No es sencillo continuar después de haber dado por terminada alguna relación de cualquier naturaleza. Cerrar un ciclo, como se le conoce popularmente, requiere un proceso cargado de enfoque y muchas ganas de salir adelante.

Por: Nancy Villarreal

Cómo cerrar ciclos, pero no tu corazón(Especial Pexels)

Cómo cerrar ciclos, pero no tu corazón | Especial Pexels

"No quiero aceptarlo", "no puedo", "no puede ser", estas y muchas otras frases son las que se nos vienen a la mente en el momento que ha llegado el momento de decir adiós a alguna persona o situación. El cambio y la pérdida son constantes en nuestras vidas, por lo que resulta indispensable que seamos personas resilientes y buenas para cerrar ciclos, y en Soy Carmín te vamos a ayudar en ese camino. 

No es sencillo desprendernos de recuerdos gratos, de emociones y sentimientos que experimentamos, así como de las cosas que recibimos mientras formamos parte de alguna relación o lugar. Hay ocasiones en las que incluso hay responsabilidades que se tendrán que seguir compartiendo, aunque ya se haya cerrado un ciclo, como es el caso de los padres que se divorcian. 

Puedes leer: Pareja: un experto explica por qué no debes comparar tu relación

Son muchos los estímulos a los que nos vamos a enfrentar y muchas los momentos de ausencia que tendremos que superar, en esa búsqueda de por fin cerrar un ciclo en nuestra vida. El dolor puede llegar a ser mucho cuando algo nos falta, pero debemos colocarnos en una perspectiva de que los vínculos realmente no terminan, sino que evolucionan y se transforman en función de nuestras necesidades.

Aunque parezca una idea difícil de aceptar, es posible terminar una relación amorosa, familiar o laboral, pero difícilmente el vínculo va a desaparecer. Porque desgraciadamente no podemos borrarnos la memoria y si alguna vez estuvimos muy unidos a algo o alguien, de una u otra forma se quedarán dentro de nosotras, muy en el fondo, en ese lugar conocido como alma. 

Por eso es necesario que el lugar que ocupan las personas o cosas que ya no están con nosotros, debe ser uno cargado de paz y amor. Ojo, con esto no queremos decir que se tiene que rehabilitar la relación o que vuelva a haber interacción en algún momento, se trata de tener paz en nuestros corazones y que estemos bien nosotras. Para lograrlo, sigue los siguientes pasos: 

Mira en retrospectiva

Esto significa ver hacia atrás y reconocer el proceso que nos llevó a la separación. Hay que tomar en cuenta todo: lo que disfrutamos y nos gustaba, lo que nos interesaba, lo que se te hizo difícil y qué fue lo más doloroso de la experiencia. Este proceso personal debería ayudarte a sentirte mejor en un tiempo y a cerrar el ciclo cuando te sientas lista. 

El proceso de cerrar ciclos no es fácil, pero es posible.
El proceso de cerrar ciclos no es fácil, pero es posible. / Especial Pexels

Transita el camino 

Entre mejor te vayas sintiendo, vas a poder entender que nada es eterno y que las cosas no las tenemos aseguradas bajo ninguna circunstancia. Hay que aceptar que estamos en ese camino a superar algo que fue importante para nosotras como mujeres independientes y sensibles, que por algo se ha ido; hay que dejar que la paz de estar con nosotras mismas nos invada, para evolucionar en muchos aspectos. Luego estarás lista para buscar cosas mejores

Miedo a la incertidumbre 

Es normal que tengamos miedo a los cambios y a lo desconocido. En cualquier proceso emocional son normales las recaídas, las altas y bajas, no debemos sentirnos débiles ante una situación que por naturaleza puede ser muy difícil de atravesar, somos personas que sientes y piensan, con recuerdos y emociones, raro sería si no tuviéramos crisis. 

Puedes leer: Cómo dejar atrás los traumas de la infancia, según expertos

El proceso de cerrar ciclos 

La nostalgia que a veces sientes por una pérdida puede ser una buena señal de que ya estás haciendo las paces con ella, pues significa que ya estás teniendo la capacidad de reconocer los costos de empezar de nuevo. En el momento que sientas que una emoción más profunda está por invadirte, lo que puedes hacer, es pensar en cómo te sentías antes de tomar la decisión de dejar ir era situación o relación; comprobarás que no te gustaría regresar a ese lugar. 

Síguenos en

Temas

  • Ciclos
  • Vida
  • Corazón
Foto del periodista Nancy Villarreal

Nancy Villarreal

Periodista

Soy una comunicóloga mexicana de 31 años que está buscando encontrar el equilibrio y la felicidad en todos los aspectos de su vida. Apasionada de la redacción, la fotografía y la danza.

Ver más

Comentarios