Logo Soy Carmin
Cinco cosas que le pasan a tu cuerpo cuando le exiges demasiado
Buena Vida

Cinco cosas que le pasan a tu cuerpo cuando le exiges demasiado

Cuando una persona es exigente consigo misma al punto de llevar todo al límite, el cuerpo tiende a responder con síntomas o señales de que existe un degaste físico, mental y emocional, por lo que se necesita tomarse un buen descanso para no afectar la salud.

Por: Wendy González

Cinco cosas que le pasan a tu cuerpo cuando le exiges demasiado(Unsplash)

Cinco cosas que le pasan a tu cuerpo cuando le exiges demasiado | Unsplash

Existe una delgada línea entre ser él mejor en lo que haces y exigirte ser el mejor al límite. A pesar de que en el ámbito laboral y educativo nos han enseñado que siempre hay que esforzarnos para hacer nuestros sueños realidad a veces ser demasiado exigente puede convertirse en nuestro peor enemigo al momento de querer llegar al éxito, pues te agotas físicamente al límite.

Lamentablemente, cuando al cuerpo se le exige demasiado no solo se siente el agotamiento físico, sino que este comienza con una sensación de vacío y una gran incomodidad ante la idea de pensar que la única forma de ser feliz es siendo productivo y exitoso, siendo un gran reflejo del agotamiento psicológico.

Falta de sueño

Para conciliar el sueño se necesita de todo un proceso, ya que no importa que hagas para dormir, algo te impide dormir temprano o simplemente te exiges demasiado a la hora de hacer cualquier actividad, por lo que el dormir se vuelve en un martirio y necesitas de la ayuda de un té, medicamentos o incluso terapia para poder relajarte.

Ansiedad

La ansiedad es una de las principales señales de que tu cuerpo físicamente no está pasando por un buen momento y esto también lo coordina con tu mente. Tal es el caso de las personas que no pueden dejar de pensar en cómo anticiparse, recordar pendientes a media noche o de repente sentir esa angustia al no poder resolver problemas del trabajo o familiares.

Seguir leyendoCómo iniciar el día con buen humor

Estás irritable

De repente todo se vuelve un dolor de cabeza, no toleras que nada te salga como lo tenías planeado y a veces hasta te exiges más, por el simple hecho de que crees que todo lo que haces no es suficiente. Así que no importa cuántas pastillas te tomes o todas las tazas de café que tengas en mano, no lograrás sentirte mejor porque tu cuerpo grita auxilio de descanso.

Cinco cosas que le pasan a tu cuerpo cuando le exiges demasiado. Unsplash

Tu libido está por los suelos

Cuando una mujer está cansado, normalmente no tiene ni apetito ni ganas de estar con su pareja. Esto es una grave señal de que estás llevando tu cuerpo al límite, sobre todo porque no tienes la capacidad de relajarte o disfrutar el momento, al pensar en otras cosas que quizá te generen preocupación o angustia. Tal es el caso de estar con tu pareja pero tener la mente en otro lado.

Tienes mucha hambre o a veces nada de hambre

Cuando tu cuerpo está extremadamente cansado, hay días en lo que sentirás más que hambre y otros en lo que de plano se te olvidará comer. Esto pasa porque no tienes buenos hábitos alimenticios, no desayunas todos los días y a veces solo comes comida enlatada porque es lo que el tiempo o las ganas te dan para prepararte algo de comer. Recuerda que para estar saludable y joven es necesario tener una sana alimentación.

Visita nuestro canal de YouTube Soy Carmín