Buena Vida

Ciencia ubica 7 errores que no te dejan adelgazar

Comer demasiado después de hacer ejercicio es uno de ellos. 

Por: Ana Izabal

static.imujer.com

static.imujer.com

Si eres una chica que simplemente no puede perder peso con las dietas tradicionales, entonces puede que estés cometiendo estos 7 errores que en lugar de ayudarte, están evitando la quema de grasa. 

El doctor David Ludwig, endocrinólogo de la Universidad de Harvard y experto en obesidad, ha desarrollado una investigación en la que explica por qué las dietas tradicionales no son tan efectivas como se hace creer a las personas, haciendo énfasis en los mitos más comunes como el consumo de sal y la alimentación después del ejercicio. 

¿Te interesa saber más? ¡Toma nota!

1) COMER DEMASIADO DESPUÉS DEL EJERCICIO

Como todas sabemos, consumir calorías no es tan sencillo como perderlas. Podemos ganar 300 calorías en solo cinco minutos, al comer un chocolate, pero perderlas requerirá de varías horas de actividad física, misma que luego provocarán más hambre. Suena como un círculo vicioso ¿cierto? Pues bien, el doctor Ludwing hace una recopilación de estudios en los que se demuestra que el ejercicio NO ES LA PRINCIPAL alternativa para perder peso, ya que en realidad, la actividad física provoca más hambre que cuando no se realiza. Por supuesto los beneficios de mantenerse activo son indiscutibles, pero cuando el objetivo es perder esos kilos de más, lo principal es la elección de alimentos y no pasar horas y horas en la caminadora. Es lógico, si se consumen las calorías adecuadas y los alimentos más nutritivos, no tendrás la necesidad de quemar más energía de la necesaria. 

2) DEJAR DE COMER ALTERA EL METABOLISMO DE FORMA NEGATIVA 

Uno de los errores más comunes es creer que para bajar de peso efectivamente, es necesario recortar la ingesta de calorías hasta un nivel mínimo. GRAN ERROR. En realidad, nuestro cuerpo es más inteligente de lo que pensamos y se ajusta a nuestras necesidades de adaptación, tal y como lo hacen los animales. Dependiendo de nuestro entorno, nuestro organismo acumula o desecha grasa. Cuando estamos habituados a consumir muchas calorías y cortamos esas calorías abruptamente, el metabolismo reacciona de forma negativa, volviéndose lento y acumulando grasa en lugar de eliminarla. LO IDEAL, es modificar nuestros hábitos lentamente, NO DEJANDO DE COMER, sino sustituyendo alimentos malos por nutritivos. 

 

1.bp.blogspot.com

 

3) CONSUMIR EL DESAYUNO INCORRECTO

¿Qué tiene menos calorías? ¿Un plato de avena instantánea o un omelette con vegetales y un poco de fruta? La respuesta de muchas será que el plato de avena tiene menos calorías y por lo tanto es mejor para bajar de peso, pero NO ES ASÍ. Un estudió demostró que desayunar una porción pequeña de carbohidratos procesados, provocará más hambre durante el almuerzo, que si se come un desayuno con proteínas y grasas en cantidades adecuadas. Las calorías no importan mucho en este caso, puesto que ambos platillos contienen la misma cantidad, se relaciona más con las propiedades nutrimentales y la saciedad que brindan al cuerpo. 

4) AÑADIR SUSTITUTO DE AZÚCAR A TODO

En una época donde los productos 'light' dominan los supermercados, es conveniente comprender los verdaderos beneficios de los edulcorantes o sustitutos de azúcar. Todos conocemos los efectos negativos del consumo excesivo de azúcar, pero no prestamos atención al hecho de que los sustitutos contienen cantidades GRANDÍSIMAS de componentes químicos. Estos componentes generan a largo plazo una intolerancia a los alimentos NO dulces, como los vegetales o algunas frutas. En su lugar, aumentan el deseo de consumir dulces durante el día e incrementan el hambre, ya que producen grandes cantidades de insulina. 

livethelive.files.wordpress.com

 

La mejor forma de satisfacer el deseo de alimentos dulces es con fruta fresca y cuando requieras agregar algún endulzante, prueba con un poco de miel o una cantidad pequeña de azúcar normal 

 5) ELIMINAR LA SAL DE TU DIETA

La primera recomendación al iniciar una dieta es dejar de consumir sal completamente, pero de acuerdo a los estudios del doctor Ludwig, esto puede ser en realidad contraproducente. Aunque sí es adecuado nivelar la ingesta de sal, eliminarla por completo de nuestra alimentación tiene efectos cardiovasculares severos y descontrol en la presión sanguínea. Consumir una cantidad regulada de sodio es necesario para que le cuerpo funcione correctamente, NO LA ELIMINES POR COMPLETO

 

También te podría interesar:

 

 

 

Temas

  • Buena Vida
  • Mujeres
  • Peso
  • Pérdida
  • Errores

Comentarios

Te puede interesar