Logo Soy Carmin
Carta de mis padres; los amé, los amo y los amaré hasta el último día de mi vida
Buena Vida

Carta de mis padres; los amé, los amo y los amaré hasta el último día de mi vida

Queridos padres, quiero agradecerles por todo lo que me han dado, no solo lo material, sino el amor, comprensión, apoyo y corrección para que sea una buena mujer.

Por: Ericka Martinez

Carta de mis padres; los amé, los amo y los amaré hasta el último día de mi vida(pexels)

Carta de mis padres; los amé, los amo y los amaré hasta el último día de mi vida | pexels

Amados papá y mamá, cada mañana te doy gracias a Dios por despertar juntos un día más, le agradezco infinitamente que seamos de esas pocas familias afortunadas en estar juntos. Tal vez no tenemos grandes lujos, pero para mí el lujo más grande y el que siempre durará y permanecerá son ustedes.

Quiero aprovechar este día para agradecerles todo lo que han hecho por mí, por acompañarme en cada paso, logro y fracaso en el que he estado; usted al igual que mis hermanos, son el motivo y la inspiración para luchar y mantenerme de pie cada día.

Te puede interesar: Carta a mi futuro esposo: no puedo esperar a compartir la vida juntos

Nunca me cansaré de darle las gracias, gracias por ser unos padres ejemplares, gracias por darme un techo y una armonía familiar. Después de un día largo, cansado y pesado, puedo llegar a casa y sentirme cómoda, feliz, protegida y sobre todo sentirme en familia. Cuando estoy en casa no puedo pedir nada más.

Gracias por inculcarme valores y sobre todo por enseñarme a que me debo de dar a respetar. Saber qué tengo el respaldo de cada uno de ustedes me da mucha tranquilidad. Les quiero dar las gracias por estar juntos, por amarse, cuidarse el uno al otro todos los días, pues aunque no lo crean, esto es un ejemplo para mí.

Les agradezco mucho todo el esfuerzo que hicieron para que yo pudiera tener esa carrera tan deseada, esa carrera que puede concluir gracias a su esfuerzo y el apoyo que me brindaron todos los días dándome ánimos y saber todo lo que puedo llegar a lograr sin la necesidad de obtener lo que quiero perjudicando a otras personas.

Gracias por estar presentes ese día donde mencionan mi nombre como licenciada, aún recuerdo ese día dónde pude ver todo el esfuerzo y sacrificio que ustedes tuvieron. Gracias por sacrificarse todos los días por mí.

E tiempo de mantenerme y cumplir mis gustos ha acabado, ahora me toca a mí cuidarlos, consentirlos y apapacharlos. Hoy en día puedo decir que gracias a ustedes estoy en dónde estoy, que gracias a todos los sacrificios que hicieron yo soy una mujer con carrera y gracias a ello yo podré sobresalir por mí misma. Ahora me toca a mí ver por ustedes.

Continúa leyendo: Distanciamiento familiar: cómo nos afecta tener lejos a quienes amamos

El tiempo va pasando y aun que sea doloroso, algún día tengo que partir de casa para yo formar mi propia familia, quiero ser una madre ejemplar, una madre que pueda guiar a sus hijos hacia el camino correcto, quiero ser como esa mamá que me educó, que se encargó de sembrar en mi corazón mucho amor.

Con esta carta quiero decirles que los amo con todo el corazón, que aun cuando ya no esté en casa tengan por seguro que siempre estarán presentes, que ustedes serán lo más valioso y hermoso que me ha podido regalar Dios. Me siento la hija más afortunada por crecer en un hogar amoroso en un lugar donde el amor de una madre y de un padre nunca faltaron.

Gracias por haber formado a una mujer fuerte, valiente y sobre todo a una mujer que se ha dado a respetar ante cualquier situación. Quiero que sepan que los amé, los amo  y los amaré hasta el último día de mi vida.

Temas

Comentarios