Logo Soy Carmin
Carta a quien me cuida desde el cielo, nuestro tiempo juntos no fue suficiente.
Buena Vida

Carta a quien me cuida desde el cielo, nuestro tiempo juntos no fue suficiente 

Una vez más llega esta fecha que me recuerda la gran falta que me haces, las palabras que no te pude decir y el tiempo que la vida nos robó, hubiera querido que vivieras para siempre 

Por: Brenda Colón Navar

Carta a quien me cuida desde el cielo, nuestro tiempo juntos no fue suficiente.(Pexels)

Carta a quien me cuida desde el cielo, nuestro tiempo juntos no fue suficiente. | Pexels

¿Estás ahí? Quiero creer que sí. Una vez más llega ese día donde recuerdo más que nunca cuánta falta me haces, todas aquellas palabras que se quedaron en mi corazón  y el tiempo que la vida nos robó, hubiera querido que vivieras para siempre. Es por eso que escribo esta carta a quien me cuida desde el cielo, nuestro tiempo juntos no fue suficiente.

No importa si ha pasado mucho o poco, el caso es que tu ausencia pesa, trato de recordar nuestros mejores momentos, las historias que contabas una y otra vez, pero siempre me ganan esas veces donde pude verte y no lo hice, donde me quedé con ganas de llamarte o mandarte un mensaje. 

A veces me pregunto qué hubieras hecho tú en mi lugar, cuando no sé qué hacer, cuando más te extraño, cuando quisiera tomarte de la mano, un abrazo y escucharte decir que todo estará bien, por lo menos recuerdo cómo sonaba tu voz, tu olor y esa sonrisa que se dibujaba en tu rostro cuando volvíamos a encontrarnos. 

Sé que no soy la única, que todos tenemos a alguien que extrañar, que todos tenemos a alguien que quisiéramos ver aunque fuera una vez más, unos minutos para dar una despedida digna, pero creo que no se puede porque si pudiéramos, no los dejaríamos que se fueran jamás. 

No importa si era alguien que compartió unos segundos con nosotros o toda una vida, el amor sí nos hace eternos en la memoria y el corazón, inclusive no importa si no nos conocimos, saber que existieron nos llena de emoción. 

Solo quiero que estés orgullosa de mí

Lo único que me queda es lo que sé de ti, lo que otros cuentan y lo que compartimos, para mí, es como si estuvieras de viaje y me aferro a la idea de que nos volveremos a encontrar, de que volveremos a compartir todas las nieves de limón del mundo y los atardeceres que tanto amabas frente al mar. 

Esta noche es especial, algunos no creen pero a mí me gusta pensar que sí vendrás a visitarme, tu altar está listo, está el mole que te gustaba tanto, unos dulces por las veces que solo queríamos reír de la vida, también esos platillos que decías que solo yo podía hacer de ricos y tu bebida favorita, la que pedías cuando salíamos de noche ante el asombro de todos. 

Carta a quien me cuida desde el cielo, nuestro tiempo juntos no fue suficiente. Pexels
En mi corazón vivirás por siempre.

Recuerdo la última vez que te vi sin saber que era nuestra despedida, me cuesta entender que tal vez si hubiera hecho algo diferente seguirías aquí, pero me quedo con tu rostro, calmado, feliz, pleno, sereno, como sabiendo que era un adiós y que como decías, todo iba a estar bien. 

Te quiero mucho, lo digo en esta carta que espero llegue a ti, a tu magia, a esa luz que te ha hecho la estrella más brillante de todas, te juro que aprendí tus lecciones y si me vieras hoy estarías orgullosa de todo lo que hemos logrado, yo te sigo viendo cercana a mí aunque haya puesto un ramo fresco de flores en tu tumba. 

Nuestro tiempo juntas no fue suficiente, pero sé que de alguna manera guías mis pasos, conoces mi futuro y tú también esperas el momento en que podamos volver a reír juntas. 

Visita nuestro canal de YouTube