Buena Vida

Carta a la mujer que crío al machista que me dejó en coma

Recuerda bien esto, el machismo comienza desde la cuna. 

Por: Gisselle Acevedo

Carta a la mujer que crío al machista que me dejó en coma

Carta a la mujer que crío al machista que me dejó en coma

Por lo poco que sé, en su casa nunca se le dejó levantar un plato sucio, jamás se le impusieron reglas. Mi ahora esposo, mi verdugo, de niño nunca ayudó a los quehaceres del hogar y siempre, siempre tuvo la prioridad; ni pensar que sus hermanas se negarán a hacer las cosas que a él le correspondían, el jovencito decía algo y su madre (como muestra de su amor inmenso) lo hacía de inmediato. 

Sin saberlo, que tanto mal me hizo esa mujer y es que crío a un hombre machista. Arrepentida, ahora que vine a sentarme a su mesa escapando de los golpes que me ha propinado su "bebé", entre llanto asegura que si pudiera regresaría el tiempo para ponerle límites. Era el hombrecito de la casa y el amor de madre la cegó, a quién le importaba que el niño no conociera el respeto, al contrario festejaban sus actos.

Su arrepentimiento llegó tarde. Aquel hombre pateó hasta la última parte de mi cuerpo, según dijo entre gritos, me lo merecía, la sopa que le llevé a la mesa no estaba lo suficientemente caliente como se la servía su madre. 

Sale sangre de entre mis piernas. Iba a tener un hijo. Él me negó la oportunidad de romper con aquella que al parecer se ha convertido en una de las reglas más preciadas de los hogares en el mundo: "El machismo empieza desde la cuna".

¡Basta ya! me estoy mueriendo. No soy la única, en este preciso instante debe haber miles en la misma situación que yo. Por eso ruego por todas nosotras, madres no más hijos machistas, no más falta de reglas, no nos dejen esta porquería de futuro a nosotras, las que al final seremos sus parejas. 

Críar a un hijo no es permitir, es la clara oportunidad para acabar con el mal que a diario cobra la vida de cientos de mujeres, "EL MACHISMO".  

La sangre no deja de brotar, casi no respiro, llegué al hospital, estoy en coma. Mi verdugo es un macho. Sin temor a equivocarme su madre le dio las armas para que fuera así. 

Temas

  • mujer
  • hijos
  • pareja
  • matrimonio
  • machismo
  • macho
  • golpes
  • maltrato familiar
  • violencia de género

Comentarios

Te puede interesar