Logo Soy Carmin
Foto: Unsplash
Buena Vida

Cambios que tu cuerpo experimenta cuando estás enamorada

Desde perder el sueño hasta quedarte sin apetito. 

Por: Itzel Fernández García

Foto: Unsplash

Foto: Unsplash

Cuando cupido llega y toca nuestra puerta, generalmente por arte de magia comenzamos a ver todo color de rosa y nuestro sentido del humor mejora muchísimo pues quienes nos rodean pueden darse cuenta de esos ligeros cambios, y es que científicamente está comprobado que el hecho de permanecer enamoradas puede transformar nuestra vida debido a que el amor afecta nuestro cerebro e inclusive 10 áreas llegan a modificar su actividad. 

De ahí que cuando miras a ese chico que tanto te gusta, inevitablemente una sonrisa y varios suspiros se hacen presentes, inclusive hasta muchas veces dejas de prestar atención a lo que estabas haciendo porque él se convierte en tu centro del universo y si llegan a intercambiar miradas, definitivamente te podemos perder. 

Esa sensación de nerviosismo, palpitaciones, sudoración y hasta sonrojarte son señales claras de que estás enamorada y por lo tanto tu mente y cuerpo tienen esas reacciones.

Y es que precisamente un organismo enamorado provoca la liberación de sustancias químicas como dopamina, adrenalina y norepinefrina que en combinación nos hacen sentir alegres, eufóricos, felices y también que se nos quite el apetito debido al amor. 

Foto: Unsplash

Pero veamos más a detalle, cuáles son esos cambios que el enamoramiento provoca en nuestro organismo: 

El hambre se te va
La responsable de que tú pierdas el apetito es por la llamada hormona del amor, ya que la presencia de oxitocina en nuestro cuerpo, tiene como consecuencia que los alimentos no sean apetecibles porque tal parece que deseamos vivir de amor, pero ojo porque por muy enamorada que estés la alimentación es primordial. 

No dejas de pensar en él
El amor produce un sentimiento adictivo por tal motivo es difícil sacar su imagen de tu cabeza, se dice que al estar enamorada se liberan sustancias químicas similares a las de una droga y si su imagen te produce felicidad, pues lo mejor es que sigas pensando en él. 

El corazón palpita más rápido
Presta atención a la forma en la cual tu corazón late con mayor fuerza y rapidez cada que lo miras, pues esto es un cambio muy normal debido a que tus niveles de adrenalina suelen aumentar, lo bueno de todo esto es que ese ritmo cardiaco se va a ir normalizando en la medida en la que se sigan conociendo porque en las primeras citas, sentirás que el corazón se te sale, pero poco a poco esos latidos comenzarán a comportarse y eso no significa que el amor terminó solo que tu organismo se va acostumbrando a su presencia. 

Tu imaginación vuela
Al ver todo color de rosa, desde luego también idealizas tu vida al lado de tu ser amado, por lo tanto tu imaginación estará a flor de piel ya que pensarás en cómo se verán y qué harán en su primera cita o cuando viajen, pues prácticamente sus vidas ya están planeadas en tu cabeza. 

El sueño se te va 
La pérdida de sueño también es un cambio muy evidente ya que en esta etapa del enamoramiento, el insomnio se hace presente y sí, él te roba el sueño y está científicamente comprobado pues al sentirte con mayor energía durante las mañanas y las noches, lo más probable es que lo que menos quieras es dormir por estar pensando en él o simplemente por pasar horas y horas escribiéndolo o revisando sus redes sociales. 

Estarás inspirada
El amor está en el aire y crees que justamente todo es amor y que nada ni nadie puede hacerte pensar lo contrario, ya que hasta descubrirás que existe un nuevo mundo para ustedes y no tendrás pena ni temor alguno por sacar a relucir tus dotes culinarios o tu lado romántico y cursi con tal de sorprenderlo para enamorarlo cada día más, es más el cansancio no lo sentirás porque al final del día sabes que tu mayor recompensa es verlo. 

 

 

 

Temas

  • Mujer enamorada
  • ciencia
  • estudios
  • enamoramiento
  • cambios del cuerpo
  • organismo se transforma

Comentarios