Logo Soy Carmin
Unsplash
Buena Vida

Atraigo a tantos patanes, que me he convertido en...

Siempre tropiezas con la misma piedra y has llegado a pensar que ese es tu destino.

Por: Jazmi­n Lopez

Unsplash

Unsplash

Sí, te sientes perturbada, solo atraes a patanes. Inexplicablemente, solo ese tipo de hombres son con los que te has topado a lo largo de tu vida. No sabes la razón y tampoco intentas buscarla porque lo crees innecesario. Te han dañado tanto que has llegado a pensar que todos los hombres son igual de sinvergüenzas. 

Al final de todo, has terminado por aceptar la situación e incluso, crees que te estás convirtiendo en uno de ellos... en una "patana", pero por alguna razón no quieres reconocerlo. O quizá ni siquiera tienes idea de que estás adaptando las mismas actitudes de ellos. Por esa razón, hoy conocerás algunas de las actitudes que tiene una mujer descorazonada.

Unsplash

Te ves con otros chicos aunque tengas una relación

Cuando le atraes a una persona, se siente. Y tú hablas con diferentes hombres a pesar de que tengas una relación [eso no tiene nada de malo]. Pero si detectas que le gustas a un hombre [que no es tu pareja] y tú también comienzas a sentir cosas por él, das pie que se traten de una manera más 'comprometedora'. Te invita a salir y se ven un par de veces. Incluso, podría haber besos y cosas más intensas. 

A pesar de todo, no te sientes mal ni culpable. Total, "si ellos son infieles, ¿por qué nosotras no?", piensas.

Unsplash

Ellos son los culpables

Tus errores se los adjudicas a los hombres porque "todos son iguales". ¿A caso actuar de la misma manera que un patán solucionará las cosas? No, incluso las empeorará.

Unsplash

Te enojas cuando tiene una opinión distinta a la tuya

Es evidente que siempre habrá diferencias de opiniones, pero eso no quiere decir que él esté equivocado y que tú estás en lo correcto. Solo son distintos puntos de vista; y de hecho, eso es lo enriquecedor de una relación. Imponer una manera de pensar es innecesario.

Unsplash

Obligas a que pase mucho tiempo contigo

Si quiere ir con sus amigos, te rehusas, te enojas. "¿Por qué me dejas sola?", "¡Llévame!". Recuerda que él necesita tener contacto con otras personas además de ti. Y de igual manera, tú tampoco debes descuidar y menos sustituir a tus amistades por tu pareja. Son relaciones muy distintas.

Unsplash

Juego sexual a propósito

Lo provocas, le envías fotografías sensuales o cuando están frente a frente, insinúas demasiadas cosas... Él cree que tendrán un encuentro sexual y al final de todo, terminas negándote y diciendo que "tú no dijiste nada".

Esto lo puedes aplicar tanto a tu pareja como a tu exnovio o cualquier otro chico que crees que no puede resistirse. Solo quieres sentirte deseada con la satisfacción de que al final de todo, solo los estás provocando sin concretar ningún tipo de acto sexual.

Unsplash

Coqueta por convicción 

Van a un bar o a un restaurante. Un chico guapo te atrae y notas que él también lanza algunas miradas hacia ti de vez en cuando. Tú no puedes resistirte y le respondes de la misma manera... y en toda le escena tu novio está frente a ti.

¿A caso te gustaría que te hicieran lo mismo? Si vas a tener una actitud de ese tipo, lo mejor es que no tengas una relación, terminarás lastimando a tu pareja. El hecho de que te hayan herido en el pasado, no quiere decir que todos los hombres lo vayan a hacer.

Unsplash

Mientes sin remordimiento

Sales de fiesta el viernes, te ves con chico el sábado y tú obviamente no le dices nada de eso a tu pareja. Mientes sin remordimiento alguno diciéndole: "Descansé durante el fin de semana"... Pero imagínate que alguien más le comente que te vio en el club nocturno -o donde quiera que hayas ido- cuando tú le habías dicho a tu chico que estabas descansando en casa. Sé sincera para evitar reclamos y discusiones que podrían afectar severamente la relación.

Unsplash

Te aprovechas del que no puede decirte que "no"

Sabes que eres irresistible para él, nunca se negará a complacerte en algo y tú te aprovechas de eso. Le exiges que te lleve a cenar, que vaya por ti a la oficina; pero no existe reciprocidad. Siempre esperas a que él pague todo; incluso podría pagar algunas de tus deudas.

Unsplash

No permitas que las malas circunstancias amorosas que has vivido en el pasado, te orillen a convertirte en una mujer descorazonada. Eres mucho más que eso. 

Temas

  • relaciones
  • patanes
  • mujer
  • sentimientos
  • amor

Comentarios

Te puede interesar