Buena Vida

Así responde tu cuerpo cuando te rechazan

Ya sea en el plano sentimental, laboral o social, el rechazo es una experiencia desagradable que tu cuerpo resiente más de lo que piensas. 

Ana Izabal
Por Ana Izabal
  • flickr.com

    flickr.com

El rechazo es una experiencia que se vive en muchas situaciones diferentes. Desde que somos niños, las situaciones en las que se nos señala, evita o ridiculiza, son determinantes para el desarrollo de nuestra personalidad. 

Hay personas que son más susceptibles a estas situaciones y otras que no se toman tan en serio las acciones de los demás, ya que se sienten seguros de sí mismos, por lo que la apreciación que tienen de su persona no se afectada por la acción de terceros. 

En esa segunda categoría deberíamos estar todas las mujeres; aceptar que es imposible recibir respuestas positivas todo el tiempo y en los diferentes ámbitos de nuestra vida. El rechazo de una persona es una acción que no tiene nada que ver con uno mismo, por lo que no debería afectarnos de una manera tan profunda. 

 

 

En todo caso, no podemos negar que a NADIE le agrada cuando le dicen NO, le "sacan la vuelta" o es blanco de alguna crítica o señalamiento, por eso te explicamos cómo evitar que estas negaciones te afecten más de lo necesario y también te contamos a detalle de qué manera reacciona tu cuerpo cuando experimentas el rechazo. 

Lo que debemos hacer cuando experimentamos rechazo...

Ya sea que descubriste que el chico que te gusta no siente lo mismo por ti o que no conseguiste el trabajo de tu sueños, tienes que recordar que:

1.- No es bueno insistir

Insistencia y perseverancia no es lo mismo. Es necesario detectar cuándo se está frente a un caso perdido. Si una situación determinada no funcionó, es momento de cerrar ese ciclo y buscar otras oportunidades. 

2.- La intuición no falla

Cuando quieras tomar un riesgo y no estés segura del resultado, escucha con atención a tu voz interior, esa nunca falla. A veces podemos evitar ciertos rechazos si somos cuidadosas y pensamos bien las cosas antes de actuar.

 

 

3.- Aceptar es lo mejor

No tomar las cosas tan seriamente es lo primero que debemos hacer cuando alguien nos rechaza; recuerda que las personas pensamos y actuamos de manera diferente, cada quien tiene libertad de elegir lo mejor para si mismo, pero lo único que te corresponde a ti es NO exponerte a sufrir más exclusión. Todas las personas tenemos el mismo valor, no dejes que nadie te haga sentir inferior. 

Y ¿cómo reacciona nuestro cuerpo cuando experimentamos rechazo?

1.- El cerebro recibe señales de dolor físico

Si creías que las emociones no afectan de ninguna manera a nuestro cuerpo, esto te hará cambiar de parecer. Está comprobado que cuando alguien nos rechaza, nos hace sentir inferiores, menospreciados o poco valiosos, el cerebro registra este sentimiento de la misma manera que registra el dolor físico. Los mismo químicos se liberan si alguien te dice "no te quiero" y cuando te golpeas una pierna. 

 

 

2.- Te vuelves más agresivo

Este es un comportamiento típico de las personas con perfiles "pasivo-agresivo". La respuesta al rechazo es la ira y la violencia cuando es a largo plazo, es decir, cuando recibes pocas muestras de reconocimiento o aceptación, la ira se acumula hasta llegar a un punto de explosión, por eso es muy importante trabajar nuestros pensamientos y emociones para que estos no nos afecten a la larga.

 

 

3.- Se deteriora el autoestima

La reacción inmediata a un rechazo es culparnos a nosotras mismas de nuestros "defectos"  y "carencias". Justificamos que la otra persona no nos quiere, es por una buena razón y que la la del problema es uno mismo, cuando la verdad es que nadie es JUEZ para determinar esto. 

 

 

La autoestima se debilita cuando no tenemos bien en claro lo mucho que valemos y cuando no aceptamos que es imposible agradar a todas las personas. No caer en absolutismos como "nadie me quiere" o "soy la peor" es muy importante para evitar que el rechazo sea una experiencia traumática. 

Esto te puede gustar: 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios