Buena Vida

Así me sentí cuando vi un pene por primera vez

Lo que podía haberse evitado con un poco de educación

Por: Norma Portillo

Foto: Twitter.com

Foto: Twitter.com

Nunca sabemos con lo que nos vamos a enfrentar al doblar la esquina y mucho menos tenemos consciencia que algunas cosas se quedan para siempre en nuestra memoria y más cuando se es niña.

Tendría yo apenas seis años, mi familia y yo fuimos de vacaciones de verano a la sierra. De regreso recuerdo que al dar la vuelta el carro donde veníamos encontramos a un señor orinando a la orilla del camino.

Esa imagen quedó grabada en mi mente hasta la fecha, recuerdo que sólo vi algo muy rosa entre las manos del señor, no le encontré ninguna forma, era una cosa extraña que el señor se guardó dentro del pantalón.

Recuerdo que mi papá nos dijo a mi hermana y a mí que nos volteáramos para otro lado, pero ya era tarde.

Esa escena, hoy en día la vuelvo a ver en mi cabeza y me digo, "no tiene absolutamente nada de malo" ni el señor, mi padre o yo tuvimos la culpa de pasar en un muy mal momento por ese camino de terracería.

Sin embargo, ¿por qué durante tanto tiempo yo me sentí mal?, ¿por qué pensaba que había hecho algo pecaminoso que ni siquiera sabía qué era?

Ahora entiendo que fue porque jamás se me dijo nada al respecto y me hicieron ver el cuerpo humano como algo sucio y mucho más lo que se encontraba en esa zona donde se juntan las piernas.

¿Qué necesidad hay que nuestros niños por algo tan insignificante se sientan mal? Cuando está en nuestras manos que crezcan sanos física, mental y emocionalmente.

Esto también te puede interesar:

 

Temas

  • mujer
  • sexo
  • pene
  • niña
  • educación sexual

Comentarios

Te puede interesar