Logo Soy Carmin
Amiga grábatelo bien, lo guapo no quita lo patán.
Buena Vida

Amiga grábatelo bien, lo guapo no quita lo patán 

Me encantaría decirte que todas merecemos un buen hombre y aunque es verdad, a veces lo confundimos con uno que se ve bien pero tiene negro el corazón y no, de nada sirve ser envidiada por las demás cuando por dentro vives un infierno

Por: Brenda Colón Navar

Amiga grábatelo bien, lo guapo no quita lo patán.(Pexels)

Amiga grábatelo bien, lo guapo no quita lo patán. | Pexels

Amiga grábatelo bien, lo guapo no quita lo patán. Te lo escribo en esta carta para que no te dejes llevar por unos ojos soñadores o un cuerpo de ensueño, para vivir el verdadero amor se necesita mucho más y particularmente un corazón honesto.

Lamentablemente muchas chicas se dejan ir por el físico, por una sonrisa de cuento de hadas, incluso se sienten en las nubes cuando el chico más cotizado posa sus ojos en ella y aunque les da satisfacción el sentirse envidiada por todas, a veces esa sensación las lleva a soportar malos tratos y no, el amor no es así.

Nada vale estar con un patán, no importa que sea el más guapo o que tenga más dinero del que puede gastar, tu amor no está en venta, no es un lujo ni un premio por tener buena genética. Tu amor merece respeto y si no te lo pueden dar entonces ese no es tu lugar.

¿De qué te sirve estar con un hombre hermoso cuando te hace sentir como basura? ¿De qué te sirve que todas te digan una y otra vez cuán afortunada eres de tenerlo cuando a su lado te sientes sola? Ni hablar de esas ocasiones donde tus inseguridades te traicionan y por tener una pareja atractiva te da miedo que te cambie por otra. 

 Amiga grábatelo bien, lo guapo no quita lo patán.
Una cara bonita no justifica tus lágrimas.

Lo guapo no quita lo patán, así que no caigas ante la primera de sus frases bonitas, ante un mensaje de texto enviado en el momento donde más sola te sentías o en una sonrisa y un gran ramo de flores cuando pide perdón por algo que jamás debió ocurrir. 

Un hombre guapo no lo es todo

Y es que un hombre guapo no lo es todo. Quédate con el que siempre se esfuerce por ser el hombre de tu vida, por hacerte reír, por aprender contigo, por crecer juntos, el que no te diga “te lo dije” sino “cómo puedo ayudarte”, “creo en ti”, “confío en ti”. 

El mundo está lleno de patanes que no cambian porque no se les ponen límites, porque creen que pueden obtener lo que sea con una mirada y una sonrisa, pueden cambiar, pero para eso necesitan alguien paciente que le de la lección de su vida y cuando no lo entienden, esa mujer también debe tener suficiente amor propio como para marcharse antes de rogar. 

Una mujer inteligente sabe que su lugar no está al lado de un patán y se cansa de dar oportunidades cuando él las tira a la basura, ella se da a respetar y sabe colocar el amor propio por encima del amor de pareja, sabe que si ella no está bien no podrá amar ni ser amada y sabe que merece más que ser tratada como un objeto o peor, un trofeo.

Entonces, recuerda que lo guapo no quita lo patán, no pases las primeras señales de alerta, no permitas ofensas ni engaños, unos cuantos segundos de felicidad no alcanzan para una vida llena de lágrimas, remordimientos e inseguridades. Ámate tanto como para no quedarte con alguien que solo piensa en él mismo. 

Visita nuestro canal de YouTube

TE RECOMENDAMOS