Logo Soy Carmin
Ámate tanto hasta dejar de culpar a otros por las cosas que salieron mal.
Buena Vida

Ámate tanto hasta dejar de culpar a otros por las cosas que salieron mal

Sí, amarte no quiere decir que te veas o te sientas perfecta, sino que te veas tal y como eres, incluyendo aquellas áreas que no te agradan de ti, todos las tenemos y también son parte importante de nosotros 

Por: Brenda Colón Navar

Ámate tanto hasta dejar de culpar a otros por las cosas que salieron mal.(Pexels)

Ámate tanto hasta dejar de culpar a otros por las cosas que salieron mal. | Pexels

Ámate tanto hasta dejar de culpar a otros por las cosas que salieron mal, pues en el amor también hay responsabilidad y realismo, lo que implica reconocer lo que puedes mejorar en ti y dejar de culpar a los demás por tus malas decisiones, sean pocas o muchas.

Muchas veces hablamos del miedo, del miedo que nos provocan otros, de las situaciones incómodas, por ello no podemos dejar de lado el miedo a nosotros mismos, pero si no te aceptas como eres ¿cómo podrás protegerte? ¿cómo podrás protegerte de los demás? Sí, es de humanos equivocarse pero también, perdonarse.

Parte de querernos es vernos tal cual somos, con lo bueno, lo malo y hasta lo feo, por eso para amarnos es necesario aceptar incluso aquello que nos duele o nos desagrada y que fue nuestra propia decisión.

Errores cometemos todos, pero eso no es pretexto para culpar a otros y pretender que ellos arreglen las cosas, jamás podrán arreglar lo que no hicieron, incluso cuando son cosas de pareja, ambas partes tienen ambas de responsabilidad. 

Hay casos donde elegimos lo fácil, pero eso no quiere decir que sea lo correcto y además, las mentiras no duran mucho tiempo, siempre salen a la luz. Entonces, ¿vas a seguir cargando con esas mentiras o ha llegado el momento de confrontarlas? ¿Podrías amarte tanto como para perdonarte? 

Ámate tanto como para vivir en paz 

Ámate tanto como para reconocer tus errores, para pedir perdón cuando sea necesario y para aceptarte a pesar de esa versión de ti que no siempre te agrada, ámate tanto que te perdones y no vivas en el pasado tratando de cambiar algo que no es posible. 

Ámate tanto hasta dejar de culpar a otros por las cosas que salieron mal. Pexels
Ámate con lo bueno, lo malo y lo feo.

Amarte no siempre es estar de buenas, tampoco es fingir felicidad todo el tiempo y mucho menos empeñarte en ser perfecta porque eso es lo que más te destruye al crear una presión innecesaria. Vive un día a la vez, tratando de decidir lo mejor y trabajando el doble cuando tropieces porque siempre podrás levantarte. 

Amarte por sobre todas las cosas no quiere decir tampoco que vas a tolerar todo, implica vivir con dignidad, con seguridad y sin resentimientos, por ello te escribo esta carta, para que aceptes todo eso que no puedes cambiar, para que vivas consciente de que no puedes controlarlo todo, pero sabiendo que siempre puedes ser mejor.

No depende de los demás, depende de ti.

Visita nuestro canal de Youtube  

TE RECOMENDAMOS