Logo Soy Carmin
Amarte a ti misma es la mejor vitamina para empezar bien el día
Buena Vida

Amarte a ti misma es la mejor vitamina para empezar bien el día

Existen días buenos y días que la verdad quisieras quedarte en casa y no saber nada del mundo. Por desgracia existen infinidad de actividades que hacer en una jornada cotidiana y el mundo no se detiene por muy grises que se vean tus días 

Por: Laura Alarcón

Amarte a ti misma es la mejor vitamina para empezar bien el día(Unsplash)

Amarte a ti misma es la mejor vitamina para empezar bien el día | Unsplash

Es justo en esos días de desmotivación cuando nos toca llenar nuestro día de energía y pasión, saquemos ese frasquito de amor propio y tomemos la dosis indicada. Eres tu prioridad, no lo olvides en ningún momento de tu vida. 

Sabemos que existen infinidad de cuestiones que pueden arruinar tu día, pero recuerda que todo depende de ti, no permitas que otros te digan lo que está bien o está mal, porque todos cometemos errores. 

Hoy te explicaremos algunos consejos de amor propio que pueden ayudarte a tener una vida más relajada y libre de preocupaciones, porque todos merecemos ser felices, olvídate del perfeccionismo y las culpas. 

Inicia tu día agradeciendo 

Agradece tener empleo, alimento y unos amigos que no te abandonan, para ser felices se necesita menos de lo que te imaginas. Cuando agradeces la vida te llena de abundancia y amor.  

Realiza tu mejor esfuerzo

Cada día es una nueva oportunidad para ser mejores, eres tu propia competencia. Deja de compararte con otros y lucha por tus propias metas e ideales, eres un ser único y esa es tu magia. 

Nunca te rindas 

Si bien las cosas no siempre salen como quisieras es importante dar siempre nuestro mejor esfuerzo y olvidarnos de rendirnos, buscar soluciones es y será siempre la clave para la felicidad y el éxito. 

Sin  culpables 

Buscar culpables sólo te martiriza y te impide crecer, deja ir el pasado y busca nunca volver a ese lugar donde fuiste infeliz. Porque mereces un amor verdadero y leal, nunca te conformes con menos.