Logo Soy Carmin
Adolescencia los tres duelos que viven los niños y cómo apoyarlos en este proceso.
Buena Vida

Adolescencia: los tres duelos que implica y cómo apoyar a los hijos en este proceso

De acuerdo con dos psicoanalistas, los adolescentes viven tres duelos en este proceso, y hoy te decimos en qué consisten y cómo puedes apoyarlos para que los afronten de la mejor manera.

Por: Alicia Kelsey López Medina

Adolescencia los tres duelos que viven los niños y cómo apoyarlos en este proceso.(Pexels.)

Adolescencia los tres duelos que viven los niños y cómo apoyarlos en este proceso. | Pexels.

Adolescencia: los tres duelos que implica y cómo apoyar a los hijos en este proceso. En la vida hay etapas que marcan un antes y un después y eso ocurre con la adolescencia porque los niños tienen un redescubrimiento del mundo y de ellos mismos, de modo que igual es un proceso lleno de retos.

Aunque cada adolescente vive esta aventura de una manera diferente y especial, expertos en el tema explican que todos tienen en común algo: afrontan tres duelos, de acuerdo con una teoría propuesta en 2010 por los psicoanalistas Armida Aberastury y Mauricio Knobel, indica el portal Bebés y más.

Te puede interesar: Escucha activa, la clave para entender a los niños y poder apoyarlos

De entrada, hay que tener presente que el duelo es un estado psicológico como una respuesta emocional adaptativa ante una pérdida; en el caso de los adolescentes, es ante un cambio al dejar de ser niño, pero también por estar entre el limbo que esto implica porque los adolescentes no entienden qué está pasando con ellos y en ellos.

Aunque muchas veces el duelo es asociado con aspectos negativos, los especialistas dicen que debe ser visto como algo positivo por una razón: da la pauta empezar de nuevo, teniendo aprendizajes que tendrán un impacto a largo plazo para tener una vida más plena.

Tres duelos

Partiendo de esto, los psicoanalistas señalan que estos tres duelos se dan por los cambios en el cuerpo, por la búsqueda de la identidad y por los padres infantiles. Al término de estos, los adolescentes ya estarán más familiarizados con su nueva etapa, sobre todo porque habrán comprendido que es un proceso natural por el que pasan todas las personas. 

Duelo por el cuerpo. Físicamente, todos los adolescentes tienen cambios que resultan novedosos e incluso sorprendentes porque incluso al mirarse al espejo pueden reconocerse. Y esto evidentemente genera un mar de emociones, haciendo que tengan un rol más de observador que de protagonista. 

Duelo por la identidad. Esto no quiere decir que pierdan su identidad infantil, ya que esta siempre tendrá un eco en su vida, sino que se trata de un autodescubrimiento en una nueva etapa. Lo más característico de este duelo es que los adolescentes están inundados de emociones por todo lo que empiezan a vivir y eso les puede generar presión entender y definir quienes son; sin duda, es el duelo más complejo.

Adolescencia los tres duelos que viven los hijos y cómo apoyarlos en este proceso. Pexels

Duelo por los padres infantiles. Al ser personas más conscientes y autónomas, hay un proceso de separación entre los adolescentes y sus padres. Por una parte, sienten que aún necesitan la aprobación de sus padres, pero por otra entra su razonamiento y eso genera que forjen sus ideas e incluso rompan con la idea que tienen de sus padres, que antes eran vistos como seres perfectos.

Al igual que los adolescentes, los padres experimentan cambios con esta llegada porque ven a sus hijos crecer. Y esta es la clave para apoyarlos: crecer de la mano con ellos, recordando que siempre serán sus hijos, pero no sus niños y por lo mismo necesitan y merecen un trato adecuado para su edad.

Entonces, aquellas ideas de seguridad y protección deben permanecer, pero con mayor flexibilidad para darles su espacio y tiempo. Además, tienen que mantener la escucha activa, recordando que lo primordial es tener empatía con los hijos para mantener un vínculo sano, cercano y abierto.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Alicia Kelsey López Medina

Las letras se volvieron mi refugio cuando tenía 12 años; con el paso del tiempo, mi amor por ellas creció y aquí estoy. Escribir me ha permitido colaborar con diferentes medios como el Diario de Yucatán, El Universal, Novias Pashá y Yo amo los zapatos. Mediante este noble trabajo puedo escribir desde notas humanas hasta moda; sin embargo, para mí, lo más importante es ser un canal para darles voz a quienes no son escuchados.

Ver más

Comentarios