Buena Vida

Aburrimiento, epidemia moderna

La apatía, falta de sueños y realizaciones son muy frecuentes de encontrar

Por: Norma Portillo

Foto: Rayedwards.com

Foto: Rayedwards.com

Creo que nunca escuché decir tantas veces a jóvenes que están aburridos. Antes siempre había algo qué hacer, jugar con los amigos, leer un libro, ver una película, ayudar en los quehaceres domésticos.

Ahora con todos los avances tecnológicos, libertades y cosas que hacer, los jóvenes se sienten más aislados, más desubicados, tienen menos expectativas, no tienen mucho anhelos, ambiciones, ganas de triunfar en la vida.

Parece que al cubrir todas sus necesidades, por lo menos materiales, se le quitan las ganas de explorar el mundo.Asisten a la escuela porque "tienen que hacerlo", para no quedarse en casa o no estar escuchando a su mamá todo el día.

La escuela cada vez da más concesiones porque los profesores no logran interesar a los alumnos. Los padres cada vez les compran más aparatos tecnológicos porque así lo exigen las normas sociales de convivencia social y un hijo sin tecnología está mal visto.

En fin, cada vez, me sorprendo más que habiendo tantas cosas por hacer, los jóvenes se interesen menos. Y creo que mucha culpa la tenemos los padres que tratamos de cubrir todas sus necesidades y se nos olvidó que es necesario que de niños aprendan a ganarse las cosas, a ser responsables y a apreciar lo que se tiene.

¿Hasta dónde iremos a llegar?, ¿seremos capaces de revertir lo que hemos creado?. Se que tiempos traen tiempos y que las cosas cambian a través de él, pero yo veo cada vez más suicidios, más apatía y menos sueños. 

Temas

  • apatía
  • mujer
  • tiempo
  • jóvenes
  • educación

Comentarios

Te puede interesar