Buena Vida

5 mentiras de las Películas Porno

Cosas que NO deberías hacer en tu casa 

Por: Norma Portillo

Teniendo sexo   (Foto: Telemundo.com)

Teniendo sexo (Foto: Telemundo.com)

Tanto hombres como mujeres utilizan el porno para excitarse y disfrutar de una buena sesión de sexo. u día a día. “Mucha gente piensa que la pornografía es un reflejo de lo que sucede realmente en los dormitorios e intentan imitar lo que ven cuando mantienen relaciones sexuales”, explica Ana Bridges, sicóloga experta en el análisis de los efectos de la pornografía en las relaciones de pareja.

Innovar para que la pasión no decaiga está bien, pero tomar como ejemplo una película porno nos puede traer problemas. Así que no intentes en casa cosas como:

Disfrutando del sexo   (Foto: Static.beltazeta.com)

 

1. Doble penetración

En un reciente análisis sobre el tipo de pornografía de mayor consumo, Bridges encontró que casi una de cada cinco escenas destacadas incluían la doble penetración. Sin embargo, en la vida real este acto resultaría bastante doloroso para la inmensa mayoría de las vaginas y anos comunes. Si queremos hacer algo mínimamente parecido podemos probar a introducir un vibrador en escena que, en lugar de ir a parar a la vagina a la par que el miembro viril, ayude a excitar simultáneamente la zona del clítoris. 

2. Orgasmos brutales 

El porcentaje de mujeres que alcanzan el clímax durante sus relaciones sexuales es muy bajo. Son muchas las que optan por fingirlos con el objetivo de autoanimarse y llegar de verdad. “Si las mujeres se excitasen con la misma facilidad que las actrices porno, estarían teniendo orgasmos todo el día. Es un éxtasis poco realista”, sentencia Bridges.

Actos con más de 20 minutos de duración, gemidos permanentes y cambios de postura prácticamente acrobáticos se dan el las películas porno, pero no en el dormitorio.

Sexo divertido   (Foto: Cde.peru.com)

 

3. Hablan demasiado sucio

Según el análisis realizado por la experta, cerca de la mitad de las escenas sexuales de la películas pornográficas más populares incluyen insultos, particularmente dirigidos a las féminas. En el mundo real no gusta tanto, casi la totalidad de las mujeres encuestadas dijeron no les gustaba. 

“Puedes tomar el control durante el sexo, incluso verbalmente, sin que sea necesario llamar a tu novia una puta”, aclara la psicóloga. 

4. Fluidos descontrolados

Las lluvias doradas y las eyaculaciones en el rostro de los personajes suelen ser la tónica habitual en el porno. Pero, según Bridges, cerca del 80% de las mujeres que han replicado estos actos en su casa no se sintió especialmente a gusto ni repetiría la experiencia.

“La reacción en el porno es muy diferente a la real. Las mujeres actúan como si fuese el éxtasis absoluto”, menciona Bridges, y aprovecha para ofrecer dos consejos de lo más útiles: “Para empezar, no preguntes si puedes eyacular en su cara 30 segundos antes de hacerlo”, recomienda, y probar a hacerlo mejor sobre su espalda, vientre o senos. Si el semen entra en los ojos, puede haber consecuencias de lo más desagradables para su salud ocular.

Tocando lo que le gusta   (Foto: Mundo24.net)

 

5. Erecciones interminables al instante

En el porno nunca aparece un pene flácido durante las relaciones sexuales, en la realidad pasa más a menudo de lo que los varones quieren confesar. Las estrellas de las películas XXX se excitan con sólo mirarse y no tienen ni un miramiento para ponerse a practicar sexo porque están permanentemente preparados. La investigación de Bridges ha demostrado que los hombres que consumen demasiada pornografía, tienen más probabilidades para sentirse inseguros sobre el tamaño de sus penes o sobre si sus erecciones están a la altura o son anormales. En la vida real no tiene por qué haber prisas y la llegada de la erección debería tomarse como parte de la diversión y placer del sexo.

“Los hombres tienden a ver el sexo como un deporte en el que tienen que ganar en lugar de como una experiencia compartida o una oportunidad de crear confianza con sus parejas, explica Justin Sitron, profesor de sexología en la Universidad de Widener, “hay que aceptar que el sexo es una experiencia más que un pene y una vagina aptos o no”.

Con información de Men's Health

También te puede interesar:

 

Temas

  • mujer
  • sexo
  • películas
  • porno
  • mentiras
  • casa
  • hogar

Comentarios

Te puede interesar