Logo Soy Carmin
Cosas que una mujer inteligente debió aprender al llegar a los 30
Buena Vida

Cosas que una mujer inteligente debió aprender al llegar a los 30

Llegados los 30 años hay muchas lecciones de vida que debiste aprender durante tus 20's, te decimos algunas de ellas.

Por: Jazmin Lopez

Cosas que una mujer inteligente debió aprender al llegar a los 30(Unsplash)

Cosas que una mujer inteligente debió aprender al llegar a los 30 | Unsplash

Cosas que una mujer inteligente debió aprender al llegar a los 30. La etapa de los 30 es una de las más significativas para una mujer, ya que es aquí donde comienzas a buscar más estabilidad y enriquecimiento personal.

Durante los 20's aprendemos muchas cosas; experiencias necesarias para nuestro crecimiento como seres humanos. Y es durante la tercer década de nuestra vida, donde todo esto se ve reflejado.

Es por ello que hoy te daremos a conocer las cosas que una mujer inteligente debió aprender al llegar a sus 30 ¡toma nota!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¡Que bonita te has puesto hoy! ☺️ . . #bonita #mujer #autoestima #autoamor #soycarmin

Una publicación compartida por SoyCarmin (@soycarmin) el

Cosas que una mujer inteligente debió aprender al llegar a los 30

No se le llama 'amigo(a)' a cualquier persona

En este punto de tu vida es donde tienes muy claro que para brindarle tu amistad a una persona, debe cumplir con ciertas características. No por un aspecto ególatra, sino porque has aprendido que hay quienes solo buscan aprovecharse de ti, y no piensas en caer otra vez en el mismo error.

Quien te quiere de verdad, lo hará sin excusas absurdas

Ya has tenido distintas relaciones amorosas y en cada una de ellas has aprendido que cuando alguien te quiere de verdad, no existe espacio para ningún tipo de excusa. Basta ya que justificar a ese chico que tanto te atrae.

Simplemente, si percibes y sientes que él ya no quiere estar contigo, acéptalo sin más. No se acabará el mundo porque alguien desaparece de tu vida. ¡Existen muchísimas personas a las que les encantaría conocerte!

No es necesario caerle bien a todo el mundo

Claro está que nuestra esencia y personalidad no es grata para todo el mundo. Sin embargo, esto no tiene porqué ser algo que nos alflija, sino algo más que aceptar.

Cada quien tiene sus propios tiempos

Vivir una vida igual que la de tu hermana o la de tu prima es completamente absurdo. Tan solo piénsalo: tú tienes una personalidad única, tus metas y sueños en la vida pueden ser completamente opuestos a los de una mujer de tu misma edad, así que no te sientas mal si tus deseos no concuerdan por los generalmente establecidos en sociedad. Respeta tus tiempos, tu espacio, tu vida.

He aprendido a decir que 'no'

Durante nuestra adolescencia e inicios de la vida adulta, en ocasiones nos pudo resultar incómodo incomodar a otras personas al momento de negarles algo. Pero al llegar a los 30, has aprendido que tu voz y opinión deben respetarse independientemente si es aceptada por los demás o no.

El cuidado de la piel es un plus básico

Claro, con el paso del tiempo nuestra piel comienza a perder elasticidad, pero eso no quiere decir que vamos a perder el cuidado de ella. Tu piel a los 30 está en el punto cumbre de la belleza, de la madurez (joven) femenina, así que es el mejor momento para comenzar a aplicar mascarillas naturales. Consentirte y mimarte es esencial para tu día a día.

Ya no esperas nada de nadie

Aprendes que no todas las personas son igual que tú y que el hecho de que sientas algo por alguien, no necesariamente tiene que ser correspondido. Ahora detectas, reconoces y aceptas. Se acabaron los dramas en el amor, pues te centras mejor en algo que de verdad sea fuente de solidez y no de titubeos.