Buena Vida

29 Cosas que debes hacer para no arrepentirte al llegar a los 30

Toma tus propias decisiones, que los veinte te preparan para la siguiente década

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Cde.peru.com

    Cde.peru.com

A los veinte la mayoría de nosotras pensamos que podemos comernos el mundo a mordidas. Que la independencia que queríamos llegó y la aventura de explorar el mundo inició.

Pero eso poco a poco cambió con el tiempo y la universidad, los amigos, las fiestas y la mala alimentación terminan y se transforman en trabajo, familia, reuniones tranquilas y una dieta bien balanceada.

Conforme se está acercando la época de los 30 empezamos a pensar que está llegando al término de la vida que conoció.

Esta sensación queda atrás si la década de los veintes la viviste y disfrutaste todo lo que querías. Aquí 29 cosas que debes hacer para que cuando te lleguen los 30 no te arrepientas y esa época la crisis no se asome a ella.

 

Agarra tus maletas y vete    Foto: The Simply Luxurious Life

 

Viajar. No importa a dónde vayas, toma tu mochila y vete a recorrer el mundo. Los veinte son especiales para viajar, conocer lugares recónditos, probar alimentos que no imaginabas, conocer amigos, escalar montañas, ir a la playa.

Si no tienes dinero se presta para que vayas de ciudad en ciudad y te emplees para seguir con tu viaje. O si no quieres salir de tu país, puedes viajar dentro de él, lo importante es que conozcas nuevos lugares y personas. Recuerda que viajar enriquece y adquieres cultura.

Leer. El hábito de la lectura es muy importante, si no lo tienes adquiérelo. Compra un libro, leelo en la comodidad de tu casa, o si prefieres vete al café o biblioteca.

Al leer conoces, aprendes y viajas. Y si conoces a personas que tienen ese hábito, encontrarás amigos con los que puedas debatir lo leído. Inicia poco a poco para que le tomes el gusto a la lectura, llegar a los 30, así al llegar a los 30 serás más instruida y más sabia.

 

Enamórate perdidamente   Foto: ShopStyle

 

Enamórate. Enamórate perdidamente aunque sea una vez en tu vida, ese amor de película con el que tal vez no te quedes, pero que es un increíble sentimiento que debes experimentar.

Ama mucho, a tu pareja, con locura y pasión aunque te rompan el corazón.

Ten mucho sexo. Los 20 es una época para disfrutar del sexo cuantas veces quieras, aprovecha que tu cuerpo responde a tus deseos las veces que quieras, porque con el tiempo y las responsabilidades ya no es igual. Disfruta tu sexualidad sola o con tu pareja, conócete.

Deja que te rompan el corazón. Abre tu corazón al amor, no vayas por la vida con una coraza puesta, eso no te lastima pero tampoco aprendes. No te pierdas de experiencias satisfactorias. Si te rompen el corazón, sobrevivirás y con el tiempo estarás lista para volver a amar.

Ver el anochecer y el amanecer sin dormir. Es decir, sea que te fuiste de parranda o estás en una reunión agradable y la plática se puso muy buena. Ver el anochecer y el amanecer te dejará una sensación muy agradable que recordarás toda tu vida.

 

Admira el amanecer   Foto: Loveandother4-letterwords.tumblr.com

 

Múdate a otro país. En ocasiones no es necesario salir de las fronteras, pero sí de una ciudad a otra para que aprendas a vivir sola, sin tener a mamá y papá que te solucionen los problemas.

Hazte un tatuaje. Si eres de las personas que le gustan los tatuajes, hazte uno aunque sea pequeño. No te preocupes por lo que diga la gente, nunca les darás gusto a todos. Cuando tengas más edad recordarás la época en la que tre lo hiciste.

Aprende a hablar un nuevo idioma. Básico para ayudarte en la escuela, entablar una convesación con personas de otros países. Además con ello incrementas tu acervo cultural y te será de mucha utilidad más adelante.

Hacer una fiesta en casa. Clásico, esperar que los padres salgan de viaje para llamar a toda la palomilla que se vayan a tu casa a celebrar cualquier cosa, el caso es pasarla bien.

 

Diviértete    Foto:  Pipusso.tumblr.com

 

Tomar clases de algo que siempre quisiste hacer. Es momento que te tomes la libertad de aprender aquello que siempre has querido y que por un motivo u otro no lo habías hecho. Nunca es tarde para aprender.

Ser autosuficiente. Aprende a cocinar, limpia la casa, aprende a cambiar las llantas del carro, no esperes a que otras personas te resuelvan los problemas. Al llegar a los treinta te sentirás muy satisfecha de de no tener que depender de nadie.

Tener algún tipo de incidente con la autoridad. Trata que no sea algo grave. Una multa absurda, daños a la moral. Siente la adrenalina al salir bien librada de lo que hiciste.

Enorgullece a tus padres. Eso es fácil, los padres lo único que quieren es tu bienestar, así que si luchas por tus sueños y logras tus objetivos ellos serán los más felices y estarán orgullosos de ti. Si quieres poner un plus, invítalos a cenar y paga tú.

 

Haz ejercicio   Foto: ZeroPanza

 

Empieza a ejercitarte y logra metas físicas. Mejora tu apariencia físicas, por ejemplo. Iniciar con el hábito del ejercicio será muy bueno para tu salud posterior.

Aprende a bailar. Esencial para cuando sales con tus amigos de fiesta, el baile te relaja y te hace sentir feliz.

Ser voluntario. Ejercitar la empatía de ayudar al próximo te dará una gran satisfacción en la vida. Además de apoyar a otras personas, te ayudará a ti emocionalmente y te permitirá madurar.

Conócete. Que mejor momento que los veintes para aprender de ti, lo que te gusta, lo que quieres, aprender a a amarte con tus defectos y virtudes. Para así adquirir la seguridad que te acompañará a lo largo de la vida.

 

Conócete    Foto: Mejorconsalud.com

 

Crear una tradición. Como el ir cada fin de año a casa de tus padres. Pasar las fiestas decembrinas con la familia es un buen hábito que con el paso de los años apreciaras con tus hijos.

Renunciar al trabajo en el que no te sientas a gusto. Es momento de atreverte a hacer las cosas, en estos momentos no tienes a nadie que dependa de ti y por lo tanto no tienes que aguantar trabajas que no te llenen.

Busca lo que realmente te satisface y te apasione realizar porque en eso trabajaras la mayor parte de tu vida.

Irte a vivir con esa persona que te encanta. Es momento de experimentar en el amor y en la relación estable. Nunca se sabe si esa relación properará, si no es así, te quedará una gran experiencia de la que habrás aprendido mucho.

Estudiar algo que no sirva para nada. Aunque soy de la filosofía que todo en la vida sirve, hay cosas que no las vamos a necesitar en la vida práctica.

Sin embargo, si te hacen feliz habrán logrado su cometido aunque no le encuentres utilidad alguna. Lo útil o inútil que aprendas dependerá de lo que tu creas se encuentra en ese rango, para algunos será bailar, para otra será otra cosa.

 

Enloquece con las compras     Foto: Magazinespain.com

 

Comprar algo que no esté en tu presupuesto. Es el momento que puedes de vez en cuando hacer algunas locuras como comprarte algo de un precio estratosférico pero que te hace feliz.

Vivir sola. Una muy buena lección de vida, en la que aprenderás a rascarte con tus propias uñas. Verás la vida de diferente manera y aprenderás a apreciar cosas que antes no hacías, como el esfuerzo que han hecho tus padres por ti.

Ser muy seria. Eso es algo muy difícil para nosotras las mujeres, pero lo podemos lograr aunqiue sea por tiempos muy cortos. Al estar callada aprenderas a observar y a analizar lo que está frente a ti. Pruébalo, te divertirás.

No acumules rencores. No sirve para nada cargar el costal que traes con piedras que nunca necesitarás y que solo te harán más pesada la carga. Perdona a aquellas personas que te lastimaron y deja ir esos recuerdos para que puedas avanzar. La vida es corta como para que la desperdicies en rencores.

 

No acumules rencores   Foto: 3.bp.blogspot.com

 

Deja todo. Si te encuentras en una situación en la que no estás conforme con tu vida, es momento de dejar todo y volver a empezar. Aunque esto se puede hacer en cualquier época de tu vida, después de los 30 se torna un poco más difícil.

Así que estás en una década en la que se te facilita volver a empezar, no tengas miedo y atrévete, no te quedes en un lugar que te sientes incómoda por el miedo a no atreverte para que cuando llegues a tu tercer época te enfoque en otras cuestiones y no arrastres situaciones que pudiste arreglar en los 20.

Perdónate. Perdonarse es un proceso difícil, pero no imposible. Es necesario que comiences a verte de una manera más positiva. Todos cometemos errores, no seas tan exigente contigo misma.

Si llegas a los 30 y te sientes satisfecha con lo que hayas vivido, habrás crecido emocionalmente y habrás madurado. Tu crecimiento personal va acorde a tu edad. Vive, sé feliz y disfruta todas las etapas de tu vida

También te puede interesar:


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios