Buena Vida

24 cosas que analizamos después de la primera cita

Analizar cómo nos fue en nuestra primera cita, es algo que hacemos las mujeres 

Por: Norma Portillo

Foto: Res.cloudinary.com

Foto: Res.cloudinary.com

La primera impresión es muy importante en todos sentidos y más cuando se trata de de relaciones sentimentales y/o sexuales, en ella podemos revelar cualidades, defectos, malas intenciones y costumbres.

Aquí un listado de las 25 cosas que analizamos en un hombre después de la primera cita.

Perfume. Si se puso perfume y nos agrada, muy probablemente recordaremos su olor por días, si no nos agrada también lo recodaremos por días pero no en el mejor término, sino como alguien que nos ocasionó un terrible dolor de cabeza y es probable que ya no quiéramos saber de él, lo mismo puede suceder si no lo usa porque seguramente el olor penetrante a sudor no nos traerá buenos recuerdos.

Mal aliento. Pues lo siento por el chico te tuvo mal aliento, no hay manera de que el recuero se borre de nuestras mentes, y el sólo hecho de volverlo a ver se nos pone la carne de gallina.

Su forma de hablar. Si su forma de hablar es varonil y sabe decir las cosas con clase, seguro es de los hombres con los que te puedes quedar escuchándolo por horas y si además es guapo, para la primera vez que lo vez, ¿qué más se puede pedir? Pero si su manera de hablar es amanerada, o muy vulgar la pensamos dos veces antes de volver a verlo.

Si es puntual. La puntualidad es básica para saber si un hombre es responsable, tal vez para una cita las chicas nos demos un poco a desear y lleguamos un poco tarde, pero para eso somos chicas, ¿o no?

Podemos hablar de cualquier tema con él. Si tu galán es de mente abierta y le gusta conversar de cualquier tema, en estos días te sacaste la lotería, si no basta con no terminar molesta o que se haya convertido en Hulk, si esto sucede, mejor considera una segunda cita.

Elogió nuestro look. Las mujeres ponemos demasiado cuidado en lo que vamos a portar al momento de tener la primera cita, somos muy conscientes que la primera intención cuenta mucho, pero si para él pasó de noche lo bien que nos vemos, sentimos algo de decepción, queremos ser admiradas en toda la extensión de la palabra.

Me vio los ojos o los pechos. A las mujeres nos gusta que nos miren de manera inteligente, es decir, que nos vean la cara y el cuerpo de forma discreta. Queremos llamar su atención pero no vulgarmente.

¿Le gustan las mascotas? Eso nos índica que es un hombre tierno, protector, capaz de demostrar amor y cariño.

Si eligió lo más barato de la carta. Aunque estamos conscientes que no debemos derrochar dinero a diestra y siniestra, tampoco queremos toparnos con un tacaño que le pese hasta el agua que tomamos.

¿Habló de su ex? ¡Qué aburridoooo! O no la ha olvidado o es de los hombres que hablan pestes de su relación anterior y eso a ninguna mujer le conviene, así que olvídalo.

Se hizo el occiso y no respondió a algunas preguntas. Si rehuye contestar algunas de las preguntas que le lanzamos es porque en definitiva no quiere contestar, y eso no es algo que nos agrade mucho, pues pensamos que tiene algo que esconder.

Dijo groserías. Descartar a los hombres con un vocabulario muy florido o vulgar, decir palabras altisonantes en la primera cita nos índica el grado de violencia que maneja y no queremos caer en esa clase de relación.

Presumió sus músculos. La presunción es para nosotras, tener un cuerpo marcado habla de una vida sana y trabajo de gimnasio, hablar de ello dice lo presuntuoso que es.

Habla de salidas sospechosas con amigos. Si sólo habla de lo bien que se la pasa cuando sale con sus amigotes de parranda, en definitiva no te conviene.

Es presumido. Si quiere pagar la cuenta, está bien, es un caballero que paga la cuenta, pero si además te presume que gana mucho, eso ya no está bien. No nos interesa como se encuentra su cartera en esos momentos.

Te ofreció de su comida. Para los hombres la comida es sagrada por lo que muy pocos comparten su platillo y mucho menos co alguien que es la primera vez que ven, por lo tanto súmale algunos puntos.

Bebió más de la cuenta. Definitivamente es una de las peores impresiones que nos puede quedar de un chico, si eso hizo la primer cita, ¿qué hará después?

Le prestó demasiada atención al celular. Un chico interesado pone atención a la persona que tiene enfrente, no quiere perder detalle, pero si no te hizo el menor caso es mejor que le digas by.

Te invitó a pasar la noche. Si lo que buscas es un chico que vaya al grano, lo conseguiste, pero si eres de las chicas que le gusta ir poco a poco, entonces no nos parece tal situación, de cualquier manera se la agradece por sincero y puedes poner tus reglas si quieren volver a salir.

Coqueteó con la camarera. ¡Qué falta de respeto! Y tú ¿ qué acaso estás pintada? Adiós y lo más rápido posible.

Hizo comentarios fuera de lugar. ¿Te insinúo algo? Mmmm, suena interesante.. tal vez se dé algo más... ¡Tú decides!

¿Habló de su familia? Respeta lo que siente, si no quiere hablar de su familia por algo será, no lo presiones.

Te dio un beso al final de la cita. Es decir, la cita terminó mejor de lo que esperabas, ¡muy bien!

Te cocó el trasero mientras te besaba. Lo que pensemos depende de lo que queremos, o es muy atrevido y no te gustó lo que hizo, en ese caso adiós, piénsalo dos veces antes de una segunda cita. Si te gustó, ¡Adelante!

También te puede interesar:

Temas

  • mujer
  • cita
  • pareja
  • amor
  • sexo

Comentarios

Te puede interesar