Buena Vida

10 Horrores comunes en las fantasías sexuales

Detente, no hagas corajes, a todas nos puede pasar

 

Por: Norma Portillo

Relaciones sexuales   (Foto: Cluberos.com.co)

Relaciones sexuales (Foto: Cluberos.com.co)

1. Convertirte en una Dominatrix. Un fantasía sexual bastante frustante, ya que te imaginas toda una actriz porno en una prenda de cuero negra con zapatillas altas y un látigo. Toda una hermosa imagen que se va por la borda al quererte enfundar una prenda de latex tamaño Teletubbies. A los cinco minutos, el baño de realidad se convierte en un auténtico jacuzzi y es que bajo todo aquel plástico negro tu cuerpo burbujea en sudor.

2.Probar a solas un vibrador con sistema Bluetooth. Los consoladores de última generación pueden proporcionar placer infinito, siempre y cuando le entiendas a las instrucciones que está más pesadas que cualquier cosa que hayas leído hasta el momento.

Probarlo en compañía de tu chico. Aunque seguramente va a decir que sí, recuérdale que es un vibrador para causar placer y no un mando para jugar play station y que tu vagina poco tiene que ver con un rin.de boxeo del Street Fighter.

4.Tener sexo en la playa. Sobre todo si necesitas hacerte una profunda exfoliación de rodillas o nalgas. Después de esta experiencia, yo vuelvo a los métodos tradicionales.

5.Marcarse un Tori Spelling. Hacer el amor a la luz de un centenar de velas es uy romántico-eclesiástico el momento “primera vez”. Pero inhalar y exhalar las fragancias de tantas velas aromáticas es muy pesado. Si yo fuera tú, no olvidaría abrir las ventanas.

6.Hacerlo en el coche por los viejos tiempos. ¿No es precioso recordar el placer letal de tu rodilla colisionando contra el freno de mano? ¿O esa melodía tan íntima del claxon en pleno orgasmo? ¡Y qué sexy su pierna peluda atrapada entre los dos asientos delanteros! En fin… momentos gloriosos para el recuerdo. Insisto: para el recuerdo.

7.Tener sexo en el ascensor. Es toda una experiencia morbosa, electrizante e inolvidable. Sobre todo para tu vecina,la que lleva diez minutos aporreando los botones porque tiene que recoger a sus niños del colegio. Cuando se abran las puertas, corran como demonios.

8.Combinar dos placeres: la comida y el sexo. Embadurnarte el cuerpo en nata, sirope de arce o caramelo líquido. Presta atención que habla la voz de la experiencia: sábanas arruinadas, una catástrofe para tu piel y no menciono las consecuencias de unas gotas de dichas sustancias pegajosas en tu Selva Negra. Para futuras experiencias sexo-gastronómicas, optaré por los lubricantes de sabores  comestibles, no pegan y tampoco dejan mal aliento.

9. Acudir a la cita con tu chico en vestido pero… sin bragas. (Abstenerse de esta práctica cuando el viento sople. Por eso de que todo se levanta: tu falda, la bragueta de su pantalón… Ejem, ejem).

10.Esperarle desnuda en casa a la vuelta del trabajo. Siempre y cuando… Uno: no emitan en la tele un partido importante de la Liga; y dos:no aparezca acompañado de todos sus colegas.

Con información de Trendencias.com

También te puede interesar:


 

Temas

Comentarios

Te puede interesar