Logo Soy Carmin
Qué debes comer antes de dormir para no subir de peso
Belleza

Qué debes comer antes de dormir para no subir de peso

Si antes de ir a la cama sientes mucha hambre, elige comer proteínas, los expertos lo recomiendan

Por: Dian Lozano

Foto: Unsplash

Foto: Unsplash

Cuando estamos a dieta casi todas morimos de hambre antes de dormir. Nos hacemos las fuertes para no comer nada y así no perjudicar nuestra dieta, pero lo que realmente perjudica nuestros esfuerzos para perder peso es ir a la cama con el estómago vacío.

Foto: Unsplash

Una pancita con hambre es igual a una noche terrible porque podrías despertarte en la madrugada con mucha hambre y estar interrumpiendo tu sueño. Recuerda que dormir bien es clave para adelgazar, así que intenta descansar bien durante la noche e ir a la cama con el estómago satisfecho.

Pero no debes comer cualquier cosa, hay alimentos que te ayudan a dormir más rápido y que te hacen sentir satisfecha durante toda la noche para que no despiertes hambrienta.

Foto: Unsplash

Un estudio de la Universidad Estatal de Florida, en Estados Unidos, afirma que consumir 150 calorías de proteínas 30 minutos antes de acostarte ayuda a controlar tu apetito por la mañana y a estimular tu metabolismo.

Por eso los expertos recomiendan elegir proteínas de alto valor biológico, como la carne, el pescado, huevos, leche, queso y yogur.

Por ejemplo, si sientes demasiada hambre puedes tomar un vaso de leche desnatada o comer queso fresco, servirte un poco de yogur, preparar un omelette con un poco de pollo o jamón.

Foto: Unsplash

En la medida en que controles tu apetito lograrás dormir mucho mejor y te despertarás más contenta, sin remordimientos y con más energía.

Pero si en la noche no te apetece ni la leche, ni el huevo o pollo, aquí otras recomendaciones:

Almendras. Ya que reparan los músculos durante la noche y su fibra no te hace sentir hambre.

Mantequilla de maní con pan integral. Es un aperitivo ideal para cualquier hora del día, pero en especial para antes de acostarse.

Cerezas. Satisfacen todas las necesidades después de cenar. También son una gran fuente de melatonina, la hormona que regula el sueño.

Foto: Unsplash

Claro que no todo funciona por arte de magia, también debes tener una actividad física, ya que el mismo estudio de la Universidad de Florida también demostró que “en personas sedentarias esas 150 calorías ingeridas antes de dormir no son beneficiosas porque producen picos de insulina y glucosa en sangre que, con el tiempo, pueden causar la acumulación de grasa, y favorecer el desarrollo de diabetes”.

Foto: Unsplash

En cambio, estos picos de insulina desaparecen en las personas que hacían ejercicio, al menos tres veces por semana, porque tienen un gasto calórico extra.

Esto quiere decir que las personas que realizan una actividad física de forma habitual son las que se benefician de comer algo de proteína antes de dormir.

Ahora ya podrás cenar rico y sin culpa. ¡Provecho y dulces sueños!

 

Temas

Comentarios