Logo Soy Carmin
Mascarilla casera de leche para rejuvenecer el rostro.
Belleza

Mascarilla casera de leche para rejuvenecer el rostro 

Esta sencilla receta es ideal para rejuvencer el rostro y atenuar las arrugas, además nutrirá tu piel a profundidad

Por: Brenda Colón Navar

Mascarilla casera de leche para rejuvenecer el rostro.(Unsplash)

Mascarilla casera de leche para rejuvenecer el rostro. | Unsplash

En días pasados te hemos hablado de varias recetas y remedios caseros para estimular la producción de colágeno en la piel de tu rostro, ahora una más se suma a la lista y los resultados te quitarán varios años de encima. Nos referimos a una mascarilla casera de leche para rejuvenecer el rostro, adiós a las arrugas, las manchas y la flacidez. 

En esta ocasión, nuestro ingrediente principal es la leche, una sustancia que además de ser parte de nuestra alimentación, se ha vuelto protagonista de diversos trucos de belleza, pues se sabe que es un gran aliado de la piel para nutrirle, aclararle y combatir la flacidez, con lo que también combate las arrugas y líneas de expresión, es un agente antienvejecimiento

La mascarilla casera de leche para rejuvenecer el rostro también se acompaña de fécula de maíz y vitamina E, la cual entre otras de sus bondades, se encarga de cuidar de nuestros tejidos, razón por la que también combate arrugas y flacidez. 

Aunque la vitamina E sobresale en aceites vegetales como el de trigo, girasol, maíz y soya, en frutos secos como almendras y semillas de girasol, hortalizas de hojas verdes como el brócoli o la espinaca, la obtendremos de una cápsula que puedes conseguir en cualquier farmacia.

Mascarilla casera de leche para rejuvenecer el rostro. Unsplash

Cómo preparar la mascarilla casera de leche para rejuvencer el rostro

Si deseas extender tu belleza y la salud de tu piel, esta mascarilla de leche será tu favorita, sigue esta receta para prepararla:

Ingredientes

  • Media cucharada de fécula de maíz o “maicena”
  • 1 cucharada de leche entera
  • 1 cápsula de vitamina E

Preparación

Mezcla bien los ingredientes en un recipiente, el resultado será una pasta homogénea que deberás colocar sobre tu piel limpia. La textura de la mascarilla casera puede variar, pero debe llegar al punto de permanecer en tu piel una vez aplicándola, agrega más leche si la quieres más líquida o más fécula de maíz para espesar. 

Aplica la mascarilla casera de leche en tu rostro  una vez a la semana y amarás lo suave y tersa que lucirá tu piel.

TE RECOMENDAMOS