Belleza

Exfoliante casero de piña y coco para renovar tu piel 

Prepara en casa este rico exfoliante casero que te ayudará a lucir una piel radiante, hidratada y libre de imperfecciones 

Por Brenda Colón

-

Con el cambio de clima caemos rápidamente en la resequedad en la piel, a ello debemos sumarle las bacterias que acumulamos y el proceso natural de oxidación de las células de la piel, por eso hoy te hablaremos de un rico exfoliante casero de piña y coco para renovar tu piel. 

A diferencia de otros tratamientos, los exfoliantes de la piel se emplean solo una vez o dos por semana, pues estos tratamientos son para eliminar las células muertas, si bien dan a tu rostro brillo y eliminan impurezas, este a base de piña y coco es muy especial pues hasta te hidratará a profundidad, deja que te contemos por qué. 

La piña es un gran aliado de tu piel gracias a su alto contenido en vitamina C, lo que te ayudará a dar firmeza, a regenerar las células y a favorecer la producción de colágeno, por si parte el aceite de coco te ayudará a hidratar la piel, a mantenerle libre de bacterias, limpiándole a profundidad y favoreciendo su regeneración. 

Gracias a su mezcla de piña y coco, este exfoliante casero te hará sentir súper relajada y te ayudará a lucir una piel impecable, pues puedes usarle en el rostro, en tus pies y en áreas como codos y rodillas donde suele acumularse más resequedad. 

Cómo elaborar el exfoliante casero de piña y coco para renovar tu piel 

Elaborar este exfoliante casero de piña y coco no te llevará más de cinco minutos, simplemente debes contar con tres ingredientes y seguir estas indicaciones al pie de la letra, amarás el resultado de este remedio casero : 

Ingredientes 

  • 1 taza de azúcar blanca
  • ½ taza de aceite de coco 
  • Aceite aromático de piña
Elimina las células muertas de tu piel sin gastar mucho y sin salir de casa.

Preparación 

Coloca el azúcar en un tazón y mezcla con el aceite de coco hasta obtener una pasta, finalmente agrega el aceite aromático de piña y luego de integrarle, guarda la mezcla del exfoliante casero de piña y coco, puedes emplearle luego de ducharte, frotando en círculos y luego enjuagando. 

Es probable que por su contenido de aceite de coco no necesites crema hidratante después de secarte, pero verifica el estado de tu piel luego de secarte. Recuerda, este exfoliante solo se usa una o dos veces por semana según tu nivel de resequedad, amarás el resultado de una piel radiante, suave e hidratada.

Síguenos en
Más sobre este tema

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones