Logo Soy Carmin
Bicarbonato de sodio para limpiar tu joyería ¿Cómo usarlo?
Belleza

Bicarbonato de sodio para limpiar tu joyería ¿Cómo usarlo?

Usar bicarbonato de sodio sirve como un limpiador suave y efectivo para joyas de todo tipo, incluyendo las de oro, plata, oro de fantasía y piezas chapadas en plata

Por: Aline Ordaz

Bicarbonato de sodio para limpiar tu joyería ¿Cómo usarlo?(Foto: Unsplash)

Bicarbonato de sodio para limpiar tu joyería ¿Cómo usarlo? | Foto: Unsplash

Usar bicarbonato de sodio sirve como un limpiador suave y efectivo para joyas de todo tipo, incluyendo las de oro, plata, oro de fantasía y piezas chapadas en plata. Hay varios métodos de usar el bicarbonato de sodio, entre ellos, frotar las joyas manchadas con una pasta de bicarbonato, o sumergir las que no estén tan sucias en una solución de bicarbonato de sodio.

Si quieres limpiar a fondo con bicarbonato de sodio las joyas que son de oro, plata a base de níquel y plata esterlina, agrega sal y jabón para platos. Con cualquier método, el bicarbonato de sodio puede hacer que las joyas se vean brillantes y nuevas. Un accesorio bien limpio aporta elegancia y complementa tu vestuario.

Puedes leer: Qué beneficios tiene el bicarbonato de sodio para tu cuerpo

Para iniciar con la limpieza de tu joyería con NaHCO₃, fórmula del bicarbonato de sodio, vierte una taza de agua caliente en un tazón, después agrega dos cucharaditas de bicarbonato de sodio, revuelve hasta que los ingredientes se disuelvan y mezclen. Ésta será la limpieza más básica que le puedes hacer a tus accesorios.

Continúa remojando tus joyas en la solución de bicarbonato de sodio con agua caliente de cinco a 10 minutos. Pon las joyas en el tazón con la solución de bicarbonato y asegúrate de cubrir las joyas por completo con el agua. No te preocupes si tienes bastantes accesorios por limpiar, puedes limpiar varias piezas de joyería al mismo tiempo.

El bicarbonato de sodio es un compuesto sólido cristalino de color blanco soluble en agua, con un ligero sabor alcalino parecido al del carbonato de sodio. La solución de bicarbonato de sodio con agua caliente limpia superficialmente las joyas de todo tipo y elimina la suciedad y los residuos. Después del tiempo indicado, enjuaga la pieza o piezas con agua fría para quitarle el bicarbonato de sodio y todo lo que desprendió.

Ahora tus joyas estarán con brillo y quedarán bastante limpias usando solo bicarbonato de sodio. Es importante resaltar que debes secar las joyas con una toalla limpia y sec, puede ser un trapo limpio o papel de cocina para secar el exceso de agua de las joyas después de enjuagarlas. Procura secar las joyas inmediatamente para conservarlas en perfecto estado.

Si después de esta limpieza básica con bicarbonato de sodio y agua caliente aun persisten manchas o residuos de suciedad puedes aplicar el método dos de limpieza con bicarbonato de sodio, la cual consiste en mezclar una parte de agua con tres partes de bicarbonato de sodio. Haz una especie de pasta y empieza a tallar con ayuda de un cepillo dental las joyas muy sucias u opacas.

Para continuar tu limpieza de joyas y accesorios con bicarbonato de sodio, usa un hisopo de algodón si no tienes un cepillo de dientes adicional a mano. Es muy importante que nunca uses un cepillo de dientes usado porque podrías dañar las joyas o esparcir gérmenes. También considera que al frotar tus joyas con el cepillo de dientes lo hagas suavemente con la pasta hecha con bicarbonato de sodiohasta que la suciedad persistente desaparezca por completo.

Ya que está limpia, quita el bicarbonato de sodio y los residuos con agua fría. Puedes sumergir la pieza en un recipiente con agua o pasarla por debajo del grifo después de limpiarla. Lava las joyas por más o menos 30 segundos para quitarles el bicarbonato de sodio restante. Luego, pon tus joyas a secar sobre una toalla. 

Para limpiar con bicarbonato de sodio las joyas que son de fantasía, que aparentan ser oro o plata calienta una taza de agua casi hasta que hierva, vierte en el recipiente una cucharada de sal, una cucharada de bicarbonato de sodio y una cucharada de jabón para platos. Mezcla y remoja las joyas de cinco a 10 minutos. 

Puedes leer: Maite Perroni se viste con su outfit más cómodo y se ve bella y elegante

Puedes poner varias piezas pequeñas en el tazón, solo asegúrate de que estén completamente cubiertas. Después del tiempo, enjuaga muy bien hasta quitar todos los residuos de suciedad y también asegúrate de quitar muy bien la sal, el bicarbonato de sodio y el jabón, sécalas perfectamente y estarán listas para usarse. Es importante resaltar que no debes frotar las piedras suaves como los ópalos o las perlas. Se pueden limpiar con bicarbonato, pero si las frotas, podrías rayarlas.

Síguenos en

Temas

Comentarios