Logo Soy Carmin
Vestidos de novia: el de Lady Di y sus datos curiosos
Belleza

Vestidos de novia: el de Lady Di y sus datos curiosos

El vestido de novia de la princesa Diana pasó a la historia como el más extravagante e impresionante de todos. Si historia es muy interesante, digna de contarse. 

Por: Nancy Villarreal

Vestidos de novia: el de Lady Di y sus datos curiosos(Especial Instagram)

Vestidos de novia: el de Lady Di y sus datos curiosos | Especial Instagram

Hemos estado hablando mucho sobre los vestidos de novia. La verdad es que aunque no estemos próximas a casarnos, la verdad es que para todas tiene cierto encanto este tema. Entonces, el día de hoy vamos a unirlo con otro que nos gusta mucho: la vida de Lady Di, la princesa de Gales, cuyo vestido de boda pasó a la historia. 

Si eres muy fan del legado de la princesa Diana, seguramente ya sepas algunas cosas, pero la vida es tan maravillosa que siempre nos va a presentar un nuevo conocimiento que va a satisfacer nuestra curiosidad, y esperamos lograrlo en esta ocasión con este artículo. Toda la información que necesitas saber sobre el vestido de novia de Lady Di está aquí. 

El 29 de julio de 1981 ocurrió el conocido como evento del siglo. Lady Diana Spencer por fin contraía nupcias con el príncipe Carlos de Gales, con lo que se convertiría en la princesa que la Realeza Británica estaba esperando. Si de por sí ya todos amaban a esta joven rubia, el vestido de bodas que usó esa fecha se convirtió en el más famoso de la historia. 

Ya han pasado casi 40 años desde este acontecimiento y la gente sigue poniendo como referencia el ostentoso diseño de vestido nupcial que portó de manera increíble la princesa del pueblo. Este representó una revolución en las tendencias de las bodas de aquella época. Diseñado por un par de desconocidos de nombres David y Elisabeth Emanuel en quienes la princesa Diana confió para crear el vestido que había soñado, el más inolvidable de todos. 

La joven Diana Spencer conoció el trabajo de estos dos diseñadores antes de convertirse en royal, después de que le confeccionaran una blusa que seguramente le fascinó, pues no dudó al buscarlos para que echaran a volar su imaginación y crearan un vestido de novia digno de una futura princesa. Curiosamente, David Emanuel ya tenía experiencia trabajando para la realeza, pues inició su experiencia laboral con Hardy James, el diseñador personal de Isabel II

Estos novatos creativos de la moda sabían que era todo un reto, pero lo tomaron con gusto. En alguna ocasión declararon que la prenda de la princesa Diana de Gales debía hacer historia a la vez que tenía que encantarle a la novia. El objetivo principal era que fuera lo suficientemente grande para llamar la atención dentro de la catedral de San Pablo de Londres

Puedes leer: Vestidos de novia

Los preparativos de la boda de la princesa Diana

Estos comenzaron a tan solo unos meses del gran día, por lo que se convirtieron en semanas de mucho movimiento en la rutina que llevaba Lady Di. Respecto al tema de su vestido nupcial, su proceso de creación estuvo lleno de cambios y modificaciones debido a que la princesa no paraba de bajar de peso. El boceto del diseño fue destruido una vez que la princesa estuvo convencida, para evitar que se filtrara a los medios de comunicación. Recordemos el modo en que asediaban a esta mujer. 

De hecho, en caso de que esto pasara, se tenía preparado una segunda opción de ajuar de novia para Diana de Gales, se dice que dicha pieza de moda era mucho más sencilla que la que usó. El vestido de boda de la princesa Diana tuvo una imagen maximalista, muy diferente al estilo que hasta el momento se le había conocido. Fue confeccionado con tela tatefán de seda de un tono marfil, con encajes clásicos en su escote y mangas las cuales pertenecieron a la reina María, abuela de Isabel II del Reino Unido. 

Puedes leer: Vestidos de novia: materiales más usados para confeccionarlos

Como si enorme vestido de la novia de Carlos de Gales no hubiera sido lo suficientemente llamativo, se le añadió un velo con más de 140 metros de tul y una cola de 25 metros de largo, accesorios que lo convirtieron en el vestido de novia más largo en toda la historia da realeza británica. Un dato que quizá muy pocos conozcan o, mejor dicho, hayan notado, es que al momento en que la princesa llegó a la iglesia y bajó de la carroza, su atuendo estaba muy arrugado y manchado pues le derramó un frasco de perfume encima. 

La última curiosidad que te compartimos, es que el vestido de Diana de Gales escondía en su interior un bordado en forma de herradura en oro de 18 kilates, como un amuleto de la buena suerte para comenzar con el pie derecho su nueva etapa, aunque realmente no funcionó mucho.