Logo Soy Carmin
Mascarilla de café para eliminar las arrugas en el rostro
Belleza

Mascarilla de café para eliminar las arrugas en el rostro

Una de las mascarillas antiarrugas caseras más efectivas contra los signos más evidentes del envejecimiento es la elaborada con café y leche. Los antioxidantes del café y el ácido láctico y los aminoácidos de la leche ayudan a mantener la piel humectada, hidratada y limpia, a recuperar la elasticidad y firmeza y activar la circulación sanguínea

Por: Marisela Salazar

Mascarilla de café para eliminar las arrugas en el rostro(Fuente: Pexels)

Mascarilla de café para eliminar las arrugas en el rostro | Fuente: Pexels

Por lo general, los signos de la edad en la superficie de la piel empiezan a ser evidentes a partir de los 30 años de edad. Sin embargo, existen mascarillas faciales elaboradas con ingredientes naturales que ayudan a hidratar y exfoliar el cutis, a estimular la renovación celular y a combatir las arrugas y las líneas de expresión.

El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo, pero además, es uno de los ingredientes naturales más empleados para el cuidado de la piel. Es una fuente de antioxidantes, necesarios para combatir el ataque de los radicales libres y retrasar el proceso natural de envejecimiento.

A medida que una persona envejece la división celular se hace más lenta provocando la disminución de la cantidad de colágeno, fibras de elastina y ácido hialurónico en la piel, dando paso a las líneas de expresión, que con el paso del tiempo se van haciendo más marcadas, profundas y visibles.

Las arrugas y las líneas de expresión son signos del envejecimiento de la piel y aunque son inevitables, se puede retardar su aparición, e incluso, atenuar las que han comenzado a acentuarse en el rostro, con mascarillas faciales que ayudan a combatir el envejecimiento prematuro devolviéndole a la piel su elasticidad y firmeza.

Seguir leyendo: Consejos para prevenir las arrugas en el rostro

Una de las mascarillas antiarrugas caseras más efectivas contra los signos más evidentes del envejecimiento es la elaborada con café y leche. Los antioxidantes del café y el ácido láctico y los aminoácidos de la leche ayudan a mantener la piel humectada, hidratada y limpia, a recuperar la elasticidad y firmeza y activar la circulación sanguínea.

A continuación compartimos el procedimiento para preparar una mascarilla de café, leche y yogurt que además de hidratar la piel, le aportará elasticidad y firmeza para mantenerla sana y libre de arrugas y líneas de expresión.

Seguir leyendo: Lo que debes hacer para tener un cutis sano y radiante

Ingredientes:

3 cucharadas de café de grano recién molido
2 cucharaditas de leche 
1 cucharada de yogurt natural

Procedimiento

  • Coloca el café en grano en un recipiente
  • Agrega la leche y el yogurt 
  • Revuelve hasta integrar por completo todos los ingredientes
  • Lava tu rostro con agua y jabón neutro
  • Aplica la mezla cremosa en tu rostro completamente limpio
  • Deja actuar durante 20 minutos
  • Enjuaga tu rostro con abundante agua tibia

Lo aconsejable es aplicar la mascarilla de café con leche dos veces por semana y usar una crema hidratante en el rostro después de retirarla con abundante agua tibia. Pero antes de usarla en el cutis, es importante aplicar un poco de la mezcla en el hombro o en el brazo para descartar posibles reacciones negativas en la piel como granos, enrojecimiento o escozor. 

Es necesario usar protector solar a diario para proteger la piel de los perjudiciales rayos UVA y UVB. Diversos estudios sugieren que el 80 por ciento del envejecimiento de la piel se debe a la exposición solar. Los radicales libres atacan el colágeno y la elastina generando una pérdida de elasticidad y firmeza, provocando la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Es importante tener en cuenta que la mascarilla facial de café no sustituye ningún tratamiento recomendado por el dermatólogo. Lo recomendable es consultar al especialista antes de utilizarla. Pero además, se debe suspender su uso en caso de presentar cualquier reacción en la piel.