Belleza

Los beneficios de la sandía que quizá no conocías

Contiene un compuesto antioxidante que te mantendrá joven y bella. 

Por: Gisselle Acevedo

Los beneficios de la sandía que quizá no conocías

Los beneficios de la sandía que quizá no conocías

Para estar bien y gozar de completa salud, no hay más, tenemos que cuidarnos. La sandía es rica en nutrientes —como vitamina A, B, C y potasio— pero su verdadera fortuna es el licopeno, el pigmento antioxidante que da a la fruta su color rojo intenso.

Algunos estudios sugieren que el licopeno podría tener beneficios cardiovasculares —como disminuir el riesgo de infartos cerebrales— . El ingerir sandia además podrías protegerte de diferentes tipos de cáncer, aunque hay poca evidencia al respecto.

Se puede obtener el licopeno de los tomates, sobre todo si están cocinados, “pero si es comida fresca, no hay nada mejor que la sandía”, comentó a The New York Times, Penélope Perkins-Veazie, profesora de la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Raleigh, quien ha estudiado el licopeno y es consejera de manera gratuita del National Watermelon Promotion Board. La sandía roja tiene más licopeno que otras variedades, y “la sandía sin semillas suele tener más”, dijo.

Asimismo, el licopeno de la sandía se absorbe fácilmente en el cuerpo. En un pequeño estudio, los investigadores dieron a los voluntarios licopeno en forma de jugo de tomate y de sandía; el jugo de tomate había recibido tratamientos de calor para aumentar la absorción. Encontraron que los dos grupos tenían niveles parecidos de licopeno en la sangre.

Si bien la sandía no tiene tanta fibra como otras frutas o verduras, tampoco tiene grasa, contiene mucha agua y es baja en calorías, aproximadamente unas 45 por cada taza.

A mucha gente le preocupa la cantidad de azúcar que hay en la sandía, pero “ese es un malentendido, porque el azúcar contenido, gramo por gramo, es mucho menor que en otras frutas,” sostuvo Jennifer McDaniel, una nutrióloga oficial y vocera de la Academia de Nutrición y Dietética. Mientras que una taza de sandía picada tiene unos nueve gramos de azúcar, un plátano mediano contiene de 14 a 15 gramos de azúcar, al igual que una taza de arándanos (moras azules). Las recomendaciones dietéticas señalan que los adultos deben comer dos tazas de fruta al día.

Si bien la sandía tiene un índice glicémico alto —la capacidad de un alimento para incrementar los niveles de azúcar en la sangre— eso también genera confusión. De hecho, su alto contenido de agua le da una carga glicémica más baja, lo cual quiere decir que no aumenta rápidamente el azúcar en la sangre si se consume de manera normal.

 

¿Te gustaría leer más información como esta?

 


Esto también te puede interesar: 

 

Temas

  • antioxidantes
  • cura del cáncer
  • alimentación sana
  • mujer
  • dieta

Comentarios

Te puede interesar