Belleza

Cabello graso, cómo evitarlo en el embarazo

Los cambios hormonales son uno de los principales responsables de las alteraciones en las glándulas sebáceas del cuerpo, de ahí que la adolescencia, el embarazo y el postparto sean periodos especialmente sensibles

  • Cabello graso

Por Aline Ordaz

-

El cabello graso, se puede evitar en el embarazo y es que duante la etapa de gestación de un bebé, debido a la intensa acción de las hormonas se producen alteraciones en el cuerpo de la mujer, por lo que madres embarazadas han presentado además de caída de cabello, también han presentado pelo con sebo.

Se ha dado a conocer que son las hormonas placentarias las que provocan un aumento de la secreción sebácea del cuero cabelludo, que afectará más o menos en función de cómo fuera el tipo de pelo que tenía la mujer antes de quedar embarazada. Sin embargo, hay formas para mantener tu cabellera hermosa y radiante este verano.

Puedes leer: Cabello graso en verano y más señales de que necesitas un descanso de los productos de siempre 

Si antes del embarazo la mujer ya tenía un cabello con tendencia grasa, el aumento de la seborrea en esta nueva etapa podría convertirse en un problema. Hay glándulas sebáceas en todo el cuerpo, salvo en las palmas de las manos y en las plantas de los pies. Estas glándulas producen una grasa que protege la superficie de la piel, pero cuando se inflaman pueden producir alteraciones cutáneas.

Ocurre que cuando la inflamación se produce en las glándulas del cuero cabelludo notarás el pelo mucho más graso, así como una posible descamación del cuero cabelludo, costras, caspa e irritación son parte de la afección de la piel conocida como Dermatitis seborreica y que podría estar afectándote en tu embarazo.

Los cambios hormonales son uno de los principales responsables de las alteraciones en las glándulas sebáceas del cuerpo, de ahí que la adolescencia, el embarazo y el postparto sean periodos especialmente sensibles. Durante el embarazo, la acción de los estrógenos altera la producción natural de sebo, sobre todo durante el tercer trimestre.

Si la mujer tenía pelo seco antes de quedarse embarazada, el aumento de grasa le beneficiará y lucirá un pelo más nutrido y brillante. Pero si notas que tu cabello se ha vuelto más graso desde que estás embarazada, puedes tener en cuenta los consejos que pueden ayudarte a combatir esta situación que en primera un dermatólogo puede atender.

Cabello graso, cómo evitarlo en el embarazo. Foto: Pexels

A la par del tratamiento que la persona especialista te dé puedes aumentar la frecuencia de lavados y utilizar siempre un champú suave y PH neutro para no irritar aún más el cuero cabelludo. También debes lavar tu pelo con agua tibia, masajeando suavemente el cuero cabelludo con movimientos circulares.

Visita nuestro canal de YouTube Soy Carmín

Pasa que al dar masajes en tu cabeza, ayudarás a aumentar el flujo sanguíneo y hacer que el jabón penetre bien. Seca tu cabello suavemente con una toalla, evitando siempre que sea posible el uso de secadores y planchas de pelo que podrían estropearlo o irritar el cuero cabelludo sensible. Minimiza el uso de estos aparatos estilizadores y deja que tu cabello luzca al natural.

Puedes leer: Mauricio Ochmann: “Te admiro y te amo” el mensaje que le envía a su novia

Trata de nutrir tu cabello y evitar que esté frágil y quebradizo. También es importante cuidar tu alimentación durante el embarazo pues es fundamental para sentirte bien y tener un buen estado de salud, la hidratación también es un punto importante que no se debe descuidar para lucir una cabellera espectacular.

¿Te gustó esta información?

0%
No 0%
Síguenos en

Temas

Más sobre este tema

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones