Logo Soy Carmin
Remedios naturales y caseros para blanquear los dientes. Foto: Pexels
Belleza

Bicarbonato de sodio para blanquear los dientes: cómo usarlo

Te damos a conocer los mejores remedios naturales y caseros para blanquear los dientes.

Por: Jazmin Lopez

Remedios naturales y caseros para blanquear los dientes. Foto: Pexels

Remedios naturales y caseros para blanquear los dientes. Foto: Pexels

Si quieres blanquear tus dientes con remedios naturales y caseros, hoy te traemos las mejores opciones. El bicarbonato de sodio actúa de manera eficaz para blanequear los dientes sin complicaciones.

De este modo, no tendrás que recurrir a costos tratamientos dentales, ya que afortunadamente, existen productos naturales que pueden hacer ese trabajo (y sin dañar tu esmalte).

Remedios naturales y caseros para blanquear los dientes. Foto: Unsplash

Remedios naturales y caseros para blanquear los dientes

Fresas y bicarbonato

Las fresas actúan como una agente blanqueador natural. Para esto debes realizar una pasta de fresa y bicarbonato de sodio. Solo hay que aplastar la fruta y mezclar con el otro ingrediente. Aplica en los dientes y deja 20 minutos. Esperar 30 minutos más y cepillarse como de costumbre.

Ojo: no debes abusar de este remedio (solo debes usarlo una vez por semana o cada 2 semanas).

Polvo de carbón activado

Para esto debes colocar en tu cepillo de dientes polvo de carbon activado y frota todas las piezas dentales. Si bien es cierto que puede ser una sensación extraña muchos aseguran que es el mejor remedio para blanquear los dientes.

Si lo prefieres, puedes aplicar el carbón con tus dedos; de este modo, no mancharás tu cepillo de dientes. Deja actuar por 3 minutos y cepilla como normalmente lo haces. Después enjuaga con abundante agua.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es el remedio más efectivo para blanquear los dientes. Se trata de una alternativa más que ecológica y saludable y económica para blanquear tus dientes de manera natural.

Cómo hacerlo:

Lo único que tienes que hacer es verter ¼ cucharada de bicarbonato en una taza y humedecer el cepillo de dientes con agua. Sumérgelo en el bicarbonato para que se vaya pegando y cepilla como normalmente lo haces.

Si colocas mucha cantidad, puede tener un efecto salado o ácido en tu boca, pero no te preocupes, esta sensación desaparecerá cuando enjuagues bien con agua. Procura realizar este procedimiento máximo dos veces por semana, ya que si lo haces en exceso, podrías dañar tu esmalte dental.

No obstante, esto debes de realizarlo muy pocas veces en el mes, ya que su uso excesivo puede dañar el esmalte dental.

OTRAS RECOMENDACIONES:

  • Utiliza hilo dental.
  • Deja de fumar.
  • Reduce el consumo de café, té o bebidas gaseosas.
  • Mantén siempre la boca limpia.
  • No te cepilles con fuerza.
     

 

Síguenos en

Temas

  • trucos de belleza
  • remedios caseros

Comentarios