Trendy

¿Tú escuchas o te desconectas?

Chris Connaker, habla sobre la información sobre audio digital

Soy Carmin
Por Soy Carmin

Súbase al metro, siéntese en una cafetería o simplemente camine por la calle y verá gente con audífonos. Están por todas partes. En algunos ambientes, usted es el desubicado si no tiene cables colgando por los oídos. Dice Kate Murphy para New York Times News
Dejando de lado lo que significa para la sociabilidad, en cambio consideremos por qué tantos de los auriculares que la gente usa son tan malos.

¿Por qué pagaría cientos, si no es que miles, de dólares por un teléfono, tableta o computadora portátil solo para enchufar un par de auriculares baratos?
Los auriculares podrían ser aún más importantes que su equipo para transmitir los matices y resolución del audio guardado o enviado por streaming, así que vale la pena invertir en un par decente. Es posible capturar el abrir y cerrar de alas de una mariposa con tecnología de grabación, pero se lo perderá si sus auriculares son apenas ligeramente más sofisticados que latas al final de un hilo.
Además, los audífonos de mala calidad pueden causar pérdida auditiva. “La gente tiende a subir mucho el volumen cuando usa auriculares de baja calidad porque el sonido es menos claro y distorsionado”, dice Chris Connaker, fundador de Computeraudiophile.com, una página de Internet dedicada a información sobre audio digital.

“Unos auriculares de mejor calidad pueden proteger la audición”, señala.


Hay tres tipos de auriculares: los que cubren la oreja y que son del tipo copa, a menudo llamados audífonos; los auriculares para el oído, que descansan en el oído pero no lo tapan, y los auriculares para dentro del oído, que entran en la concha o, de hecho, en el canal auditivo, como los así llamados monitores. 

 

Parrot Zik.


Cuál escoger depende de qué es cómodo, a dónde y qué tiene planeado escuchar y, por supuesto, de su presupuesto. Precios más altos tienden a indicar mejor calidad de sonido y materiales, o posiblemente personalización, como los auriculares de JH Audio y Noble Audio, que pueden costar 400 dólares o más de 1,000 y están moldeados con precisión para su oído, como los que ve que usan los músicos en el escenario.

Pero no tiene que gastar una fortuna para elevar de nivel su experiencia aural. Algo como el monitor Sennheiser CX 300-II (60 dólares) de talla universal produce respetable claridad y sonido disfrutable. Y a diferencia de los equipos a los que se conectan, que muy probablemente serán obsoletos o desgastados aproximadamente en tres años, los buenos auriculares sí duran.

Sennheiser CX 300-II.


Si usted va a estar escuchando en ambientes ruidosos como el metro o una oficina llena de gente, muy probablemente le conviene monitores para el oído o audífonos. La lista de manufactureras populares incluye a Sennheiser, Shure, Master & Dynamic y OPPO. Busque modelos “cerrados por atrás”, que no tienen ninguna ventilación ni apertura por lo que mantienen a raya ruido ambiental en competencia al tiempo que impiden que los demás escuchen la versión mosquito de lo que sea que esté oyendo.

Audífonos cerrados con eliminación activa de ruido de manufactureras como Bose y Phiaton producen una frecuencia anuladora para bloquear ruidos intrusos. Pero sea consciente de que lo que gana en eliminación de ruido ambiental, lo pierde en nitidez del sonido reproducido.
Audífonos como los Parrot Zik 2.0 (400 dólares) vienen con una aplicación que permite ajustar varios aspectos de lo que está escuchando usando un ecualizador de 5 bandas, de forma muy parecida a un ingeniero de audio.
Para escuchar en ambientes callados y aislados como su casa, los audífonos “abiertos por atrás”, que normalmente cubren la oreja, son la mejor opción. Permiten que el sonido pase a través de ellos en lugar de contenerlo, y por tanto no tienen la ligera distorsión reverberante que puede ocurrir en modelos cerrados. Como resultado, son la opción principal de los amantes del audio porque se apegan más al sonido real. Sennheiser, AKG, Fostex, Grado y Audio-Technica hacen versiones que los críticos elogian consistentemente.

 

 Sennh­eiser PMX 686G SPORT­S.

Los que hacen ejercicio probablemente quieran auriculares para acondicionamiento físico como los Jaybird BlueBuds (170 dólares) y los Bose SoundSport (150 dólares). Son más fuertes, resistentes al sudor y al agua y tienden a quedarse puestos. Algunos modelos, como la serie Sennheiser PMX 686 SPORTS (entre 110 y 130), permiten el paso justo de ruido de afuera para escuchar un auto o una persona que esté cerca. Algunos audífonos para deportes tienen versiones inalámbricas, aunque nunca suenan tan bien como sus contrapartes cableadas debido a la degradación de la señal desde la fuente al auricular.
También marca una diferencia lo que se esté escuchando. Si está escuchando canciones de baja calidad en MP3 o un servicio gratuito de streaming de baja resolución, va a sonar bastante mal independientemente de lo bueno que sean los auriculares. Alternativamente, si está pagando canciones MP3 de primera o streaming de mayor resolución de servicios como Spotify, Pandora, Tidal o Rdio, no va a escuchar la mejoría usando los auriculares de 10 dólares que compró en la tiendita del centro comercial. 

 

Bose Sound Sport in-ea­r earph.

 

Otra cosa a considerar es si quiere que los auriculares vengan con micrófono, para que pueda usarlos para hablar por teléfono, grabar voz o usar servicios de vídeo llamadas como Skype. Muchos auriculares del mercado lo tienen, pero asegúrese de revisar las especificaciones dado que algunos vienen sin micrófono o quizás necesiten una adaptador o cable especial para operar con algunos equipos.
Dado que todo mundo tiene distinta idea de qué suena bien, leer críticas de audífonos en sitios como Headphone.com, Head-Fi.org, Computeraudiophile.com, Audiophilereview.com y Headphone.guru es una buena forma de identificar el perfil de sonido de varios modelos. Los críticos no solo hablan de claridad y balance sino también de ajuste, comodidad y compatibilidad.

“Los amantes del audio hablan del sonido tan descriptivamente como los entusiastas del vino hablan del vino”,

dice Jude Mansilla, fundador de Head-Fi.org, que cuenta con una extensa base de datos de críticas.
“Leer críticas definitivamente le ayudará a encontrar algo adecuado para su gusto”, considera, ya sea que le gusten los sonidos enérgicos aterciopelados o sonidos brillantes con notas altas efervescentes.

 

¿Usas audífonos?


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios