Trendy

Princesa japonesa renuncia a trono por casarse con plebeyo

Su amor fue más fuerte y lo demuestra dejando su vida de lujo. 

Gisselle Acevedo
Por Gisselle Acevedo

El acto de amor de la princesa Mako, de origen japonesa está llenando de ternura a las redes; la chica de 25 años de edad y nieta mayor del emperador Akihito dejó su lujosa vida y la corona que portaba para casarse con un plebeyo. 

Como de cuento, la boda se celebrará en 2018 con un hombre de nombre Kei Komuro, un antiguo compañero de universidad de su misma edad.

 

 

La legislación japonesa establece que, si quieren conservar sus derechos y deberes como miembros de la familia imperial, las mujeres deben casarse con alguien de orígenes reales. De lo contrario, pierden su estatus. Así, la princesa Mako de Akishino pasará a ser simplemente Mako Komuro. La casa imperial no se ha pronunciado al respecto.

Lee más: "Estaban separados" la excusa de la Lavandera para estar con ex de amiga

Según el diario El País, Kei Komuro, el futuro marido de la princesa, ha sido interpelado por los periodistas este miércoles frente al despacho de abogados en el que trabaja en Tokio.

 

People

 

"No es el momento de hacer comentarios, pero hablaré cuando sea oportuno", ha afirmado Komuro. Mako, hija del príncipe Fumihito, se graduó en la Universidad Cristiana Internacional, tiene un máster de la Universidad de Leicester y ha estado trabajando como investigadora en un museo.

Dentro de un año previsiblemente perderá todos sus derechos como miembro de la familia imperial y cambiará radicalmente de vida.

Lee más: 4 razones por las que los hombres son infieles

La noticia ha avivado en Japón el debate acerca de la menguante familia imperial. La ley (a toda luz machista) sí permite que los hombres se casen con plebeyas.

 

El País.

 

El príncipe heredero Naruhito lo hizo y ha mantenido su estatus y sus títulos. Su hermana, la princesa Sayako, los perdió en 2005 al contraer matrimonio con un funcionario del Ayuntamiento de Tokio.

Lee más: 12 Famosas que se aumentaron los senos

El compromiso de Mako se ha hecho público solo unos días antes de que el Gobierno japonés apruebe un proyecto de ley que permitirá que el emperador Akihito abdique. A sus 83 años, ha reconocido que la edad le hará difícil cumplir con sus obligaciones.

Esto te puede interesar: 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios