Trendy

¡Por esto pasó para "curar" su lesbianismo!

Golpeada, acosada y abusada, estuvo al borde del suicidio

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • Alex Cooper. Foto: loottis.com

    Alex Cooper. Foto: loottis.com

Alex Cooper es homosexual y a los 15 años fue lo suficientemente valiente como para contárselo a sus padres. Pero ellos, en lugar de abrazar a su hija con amor y apoyo, decidieron enviarla a una casa en el desierto de Utah donde dicen que “curan a las personas gays”.

Los padres de Alex son mormones estrictos y creen que la homosexualidad es una enfermedad. Durante ocho meses, Alex fue acosada y abusada. Todo bajo el disfraz de “curar” su sexualidad. Ahora, a los 21 años, cuenta todo lo que tuvo que pasar en un libro de memorias titulado Saving Alex.

Saving Alex. Foto: janariess.religionnews.com/

La “terapia de conversión” fue dirigida por un hombre y su mujer. La pareja le dijo:

“Tu familia no te quiere. Dios no tiene lugar para gente como tu en su plan”.

Alex, cuenta que algunos de los días la obligaban a cargar una mochila llena de piedras pesadas y permanecer de pie frente a una pared durante horas.

A lo largo de ocho meses, intentó escapar varias veces y trató de suicidarse una vez. Cada vez que fue capturada huyendo, la golpearon y maltrataron físicamente. 

Alex Cooper. Foto: mundotkm.com

 

"Cuando traté de escapar, el hombre me dio un puñetazo en la tripa, dejándome sin aire. Me doblé y se me hizo un nudo en la garganta que no me dejaba respirar”.

Por supuesto que ningún castigo pudo cambiar su forma de ser.

“Es como si te enviaran a terapia para cambiar tu color de ojos”,

dijo Alex en una entrevista con KUTV.

Alex no estaba completamente sola. Se enamoró de una chica llamada Yvette, que también estaba alojado en la casa de conversión gay, y se encontró con otros estudiantes homosexuales en la escuela, recibió ayuda de amigos, abogados y tribunales. Sus padres tuvieron que acatar una orden judicial sin precedentes en Utah que les impidieron someterla a más abuso de las llamadas “terapias de conversión”.

Cooper y sus amigos se han propuesto terminar  con las "terapias de conversión gay"en el mundo. El Centro Nacional para los Derechos de Lesbianas (National Center por Lesbian Rights) puso en marcha la campaña #BornPerfect (Nacid@ Perfect@) que tiene como objetivo poner fin a las terapias de reorientación sexual en los Estados Unidos en 2019. Hasta el momento, gracias a los esfuerzos que se están realizando, las terapias de conversión están prohibidas para menores de edad en California, Nueva Jersey, Illinois, Oregón y el último estado en sumarse el pasado mes de diciembre fue Ohio, la ciudad de Cincinnati prohíbe las ‘terapias de reconversión’ en memoria de Leelah Alcorn, el chico transexual de 17 años al que sus padres obligaron a acudir a una de estas “terapias de reconversión” y que acabó suicidándose. Además, en Hawai también se está preparando la legislación para prohibirlas en breve.

Fuente: loottis.com

Sigue leyendo:

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios