Trendy

París: apostarle a su encanto es un peligro

El país de la despreocupación, la ciudad para caminar sin rumbo y para deleite casual se siente cargada de tensión

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • París de noche    (Foto: Diariodecultura.com)

    París de noche (Foto: Diariodecultura.com)

La belleza de París no desaparece con los atentados del Estado Islámico. Su herida supura en el aire húmedo. Los franceses han vivido muchas cosas y han dominado el gesto de la indiferencia. Y aunque va a sobrevivir, se encuentra estremecida dejando un vacío en las calles desiertas. La ciudad se siente vulnerable y es que la ciudad de la tolerancia y de la apertura, cuna de la Ilustración y de la declaración de los derechos humanos se siente frágil y con miedo de ser atacada otra vez. El país de la despreocupación, de la ciudad para caminar sin rumbo y para deleite casual se siente cargada de peligro.

Por los cafés de París    (Foto: Blogspot.com)

 

París ha cambiado solo lo necesario para seguir siendo el mismo. Ya desapareció de los cafés la nube de humo de cigarrillos negros Gitane y Gauloise, ya desapareció el Sauvignon Blanc rebajado con agua mineral que tomaban a media mañana hombres de ojos enrojecidos, ya desaparecieron las carnicerías de carne de caballo y el tufo a ajo del metro en las primeras horas de la mañana. En los talleres de los distritos X y XI, donde antes los artesanos martilleaban y los trabajadores se afanaban, ahora hay restaurantes que atraen a una multitud joven; .jóvenes como los que fueron abatidos por los fanáticos yihadistas.

Los museos parisinos   (Foto: Viajesdeark.com)

 

Empero, pese a su aburguesamiento, París se ha opuesto a la homogenización de nuestros tiempos, obsesionados por las marcas. Si bien aquí el capitalismo funciona menos bien, también funciona menos cruelmente. La ciudad sigue siendo ella misma, con sus parques de geometría satisfactoria, con sus arterias trazadas por el barón Haussmann, sus oropeles y su gravilla, sus islas que apuntan la proa a los puentes solemnes. Es el refugio para nuestras esperanzas, el repositorio de nuestras fantasías, el reducto de un pintoresco y viejo mundo. Es la solidaridad.

Músicos en París    (Foto: I.ytimg.com)

 

París ha puesto sus fichas en la belleza, una apuesta por supuesto, pues la belleza invita a ser destruida por aquellos que prefieren subyugar antes que elevar al espíritu humano. Los bárbaros se multiplican

Manifestación en París    (Foto: Elnacional.com.do)

 

París es también un lugar donde las nacionalidades conviven, en el que un inmigrante indio hace crepas francesas para un griego y atender quizá a un latino. Este modelo francés que ha dado resultado a muchas generaciones de inmigrantes, abruptamente se dobló ante la llegada de millones de inmigrantes de África del Norte y más recientemente con la integración europea que abolió las fronteras ahora está más amenazada que nunca.

Caminando por París   (Foto: Upsocl.com)

 

Los parisinos

Estamos acostumbrados a amar ciertas libertades y las vamos a defender”

dice Goran Tocilovac, escritor serbio adoptado en París. Después de todo las democracias son lentas para enojarse, pero son formidables una vez exctadas.

La hermosa ciudad de París   (Foto: Hastaeldiaquemevaya.files.wordpress.com)

 

Así que “Siempre nos quedará París” como comenta Humphrey en Casablanca, un París de tantos sueños, es algo delicado e infinitamente precioso cuya sobrevivencia requiere decisiones dolorosas y valientes.

 

¿Crees que los parisinos defenderán su ciudad?

 

También te puede interesar:

¿Crees conocer México? Ponte a prueba

 

Descubre los países más baratos para viajar

 

La Torre Eiffel aparece iluminada con los colores de la bandera
¡Famosos reaccionan ante los ataques de París! 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios