Trendy

Mitos de la Semana Santa

Hay creencias que todavía perviven 

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • Mujer en meditación   (Foto: Radiomesias.cl)

    Mujer en meditación (Foto: Radiomesias.cl)

Una cuenta de Twitter @vidaddehoyET, mostró que pese a las creencias y mitos en torno a la semana Mayor son propias de hace más de 50 años hoy en día casi no se recuerdan, pero no se han olvidado del todo.

Entre las creencias populares se encontraban el no cocinar en viernes santo, no bañarse, los padres no podían pegarles a los hijos, no se podía hacer fiestas y, por supuesto, no tener sexo. Esos días sólo se podía ir a la iglesia y meditar porque el diablo andaba suelto.

Con el paso del tiempo estas sentencias se transformaron en mitos que las generaciones actuales perciben como anécdotas dignas de ser usadas para bromear con los amigos.

Una teoría que explicaría el origen de mitos tan extraños e improbables tiene que ver, paradójicamente, con el respeto por la celebración más importante de la fe.

Mujer orando   (Foto: Mensajerodelapalabra.com)

 

Monseñor Óscar Urbina, arzobispo de Villavicencio, dice que "esas creencias de tiempos anteriores tenían un elemento en el fondo muy positivo, que era un respeto grande al misterio que se conmemoraba. Pero por otra parte, no tienen mayor fuerza de agarre y por eso han desaparecido".

También señala que "en la evolución de la fe de las personas hay momentos en que quisieran apoderarse de la divinidad y manipularla. De ahí surgen muchos de esos elementos que hay en la religiosidad popular y, sobre todo, en la religiosidad natural".

El teólogo Fabián Salazar Guerrero, investigador del Instituto Colombiano para el Estudio de las Religiones (ICER), aclaró que "la observancia de prácticas de abstinencia no es un caso particular del catolicismo, en todas las religiones se establecen ciclos celebrativos durante los cuales los fieles realizan prácticas de ayuno, oración, continencia sexual y silencio. Es el caso del mes de Ramadán, entre los musulmanes, o el Yom Kipur, entre los judíos".

Coincide con monseñor Urbina en que "la tradición popular creó prácticas nacidas de la necesidad de conservar la observancia de la Semana Santa a partir de interpretaciones que hacían de las imágenes de la pasión, de las procesiones, de las homilías sacerdotales, de los relatos de 'castigos', de tradiciones conservadas desde la colonia española y, en particular, de una respetuosa sumisión a lo sagrado".

Mujer en la playa   (Foto: Satic.imujer.com)

 

Para Salazar el "decir que las tradiciones de los abuelos son imaginaciones es desconocer sus contextos y, en últimas, desconocer que vivieron con honestidad sus creencias según criterios de su época".

El teólogo cree que el rechazo de esas costumbres se debió a que se quisieron implantar a las nuevas generaciones, sin explicación alguna, por lo que muchos las consideran absurdas.

Los mitos de los tuiteros

-El mito más célebre es 'quedarse pegado' si se tiene sexo el Viernes Santo.

-No cortar un árbol, pues podría brotar sangre.

-No nadar en un río, porque se vuelve pescado.

-No bañarse en el mar, no ver televisión y sólo escuchar música clásica.

-No cocinar los viernes santos después de mediodía.

-No enojarse y no gritar.

-No bañarse antes del mediodía el Viernes Santo.

-Mis parientes me decían que no se podía comer carne durante la Semana Santa.

-Mamá de chiquita en la Semana Mayor no me dejaba jugar, no escuchar música, no comer carne, solo visitar iglesias.

-El Viernes Santo en mi casa no se hace nada… porque todo se supone que es pecado.

-No comer carne.

-No jugar, no escuchar música alegre, no ir al mar.

-No ir de paseo.

Con información de Eltiempo.com

 

¿Tu abuelita o tu mamá todavía comparten alguna de estas creencias?

 

También te puede interesar:

¡Bolsos de playa para tus vacaciones!
Del miss bum bum brasileño a la religión

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios