Trendy

Mamá e hijo decidieron cambiar su vida

Hoy lucen irreconocibles. 

Gisselle Acevedo
Por Gisselle Acevedo

Angela McManus de 48 años y su hijo, Bradley de 20 eran amantes de las golosinas y de un sin fin de productos con alto contenido calórico. Pero cuando Angela comenzó a sentir síntomas que anunciaban su colapso, acabó de tajo con sus malos hábitos alimenticios y de vida sedentaria y supo que era momento de cambiar lo que se llevaban a la boca y hacer ejercicio. En todo esto fue apoyada por su pequeño. 


Así es como se veían estos amantes de las golosinas antes.

 

A Angela y Bradley les encantaba la comida precocida y no les preocupaba mucho lo que comían.

 

 

Pero en cuanto Angela empezó a experimentar problemas de respiración por falta de aire, decidió cambiar su vida, y Bradley la apoyó.

 

 

 

En primer lugar, renunciaron a la comida chatarra y se inscribieron en un gimnasio para ejercitarse bajo la supervisión de un entrenador personal.

 

 

Después de cambiar los alimentos precocidos por vegetales y carnes más saludables, y, claro, después de entrenar juiciosamente, Bradley y Angela se volvieron irreconocibles.

 

 

Angela bajó considerablemente de peso y tonificó su cuerpo. Además, según dice, se volvió mucho más activa. Y Bradley no solo bajó de peso sino que ahora también tiene un abdomen marcado.

 

 

También puedes ver:  

 

Ella sufrió acoso sexual en plena luz del día

 

 

¡Adele tiene una doble y es sueca!

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios