Trendy

“Las citas son del diablo PARTE 1”

Y a tí ¿cómo te va en el amor?

Beatriz Acevedo Tachna
Por Beatriz Acevedo Tachna
  • Frida Kahlo. "Donde no puedas amar, no te demores". (Foto: Museo Frida Kahlo)

    Frida Kahlo. "Donde no puedas amar, no te demores". (Foto: Museo Frida Kahlo)

Definitivamente cuando una mujer alcanza cierta edad y empieza a asistir a los mismos eventos que ha asistido durante los últimos 15 años se puede percatar que muchísimas cosas han cambiado, como por ejemplo que el 80% de sus amistades estén casadas y se ensañen en que tú la “soltera empedernida” que osa andar del tingo al tango y bailar la del “Taxi” todos los fines de semana en un “congal” (se les olvida que se llaman antros), te cases también.

 

Esta bien, una no esta peleada contra la institución del matrimonio pero tampoco está desesperada por entrar en ella, principalmente cuando no has encontrado a la persona a fin a tu vida, y sobre todo cuando volteas a tu alrededor y vez tanta pareja disfuncional, que se la vive quejándose, sufriendo, callándose la boca, llorando porque no les alcanza, o sometiéndose ante un modus vivendi que si eligieron pero a veces parece que con una venda en los ojos, después de ver esto pues a una que no perece de la vista pues le dan menos ganitas.

“Ser soltera no esta tan mal”, una les trata de recordar, no tienes que rendirle cuentas a nadie, el dinero en efecto te “Rinde” más...,

Vas y vienes, conoces mucha más gente, vas al gym, tratas de mantenerte en forma porque es una ilusión personal no solo para atraer, hablas, gritas, no te preocupas por mucho más que por tu trabajo y aunque en las noches no llegas a cama a recostarte junto a un bulto cálido que promete ser el amor de tu vida, pues una pizza y una sesión de Nexflix a tus anchas, sin tener que oler flatulencias ajenas en una cama King size pues tampoco esta tan mal por el momento.

Lo que si les voy a confesar es que el hecho de tener  “Citas” o que te emparejen con alguien (afición favorita de los amigos casados) sigue causándonos terror, no creo que ningún soltero disfrute totalmente una primera cita, sobre todo no las mujeres.

Siempre es una sobredosis de nervios de por medio, desde lo que te vas a poner, para no verte ni muy mojigata, ni muy zorra, ni muy recatada, ni demasiado arreglada, ni tan pintada que parezcas payaso, ni tan casual que creas que eres una fachosa fodonga hasta de lo que vas a hablar, ya que puede que la persona en regla no tenga nada en común contigo, solo la soltería y eso una lo puede percibir los primeros 5 minutos, así que empiezas a crear una lista de anécdotas para que el silencio no interrumpa  la convivencia y no cunda el pánico (mi favorita es hablar de fantasmas y fenómenos sobrenaturales, creo que AHÍ, AHÍ, AHÍ es cuando los asusto).

 

AHORA LO ENTIENDO TODO #error #comun #sanantonio #decabeza #santo #ciudad #pobresantito

Una foto publicada por Beatriz Acevedo Tachna (@beacevedotachna) el

 

También es difícil el tema de la comida, usualmente vas a cenar, pero no sabes que y siempre te preguntan a donde quieres ir ¿Porque no llevan un plan ya armado? A las mujeres nos gustan los hombres seguros, determinados y que conozcan su rumbo, pero no, probablemente piensan que, que “machos” si elijen el lugar (cuando les conviene) así que entre el “no se” y el “se me antoja lo que sea” terminas en quien sabe donde, pidiendo una ensalada, cuando la verdad es que tenías muchas ganas de unos tacos grasosos de pastor o una torta cubana bien monchosa, o vil fritanga, flautas y demás, pero probablemente nos haría eructar, arruinaría nuestro maquillaje y oportunidad de una segunda cita si nos vemos muy marranas comiendo sin consciencia.

 

Y pasando al tema de la comida, la comida cuesta mucho dinero hoy en día, y siendo honestas, a pesar de que ya no vivamos en los 40´s... 

El hombre siempre tiene que seguir pagando, aunque las damas estén en escaces, las mamás deben seguir criando CABALLEROS...,

Pero bueno, el caso es que da pena contar 100% con que eso va suceder, así que es incomodísima la faramalla de sacar la cartera para pagar la ensalada césar que consumimos que por cierto, era lo único del menú de precio regular porque no pedimos el Rib Eye que costaba $380 y que nos hizo agua la boca, porque, que pena… Luego el muchacho va decir que salimos muy caras y que no le alcanza para formalizar y no lo queremos asustar, si, mejor que piense que nos alimentamos de aire de día y de lechuga de noche y que la anorexia es nuestra aliada…

(no se confíen, Peggy pig nos sale a todas los fines de semana sobre todo en la cruda y ahí, ahí, ahí es cuando salimos carísimas)… 

 

Una güera local 5.2 gr de alcohol, 20 IBU #maviri #cerveza #artesanal #cata #regional #local #aprendiendo #dinner #home @cervezamaviri

Una foto publicada por Beatriz Acevedo Tachna (@beacevedotachna) el

Tengo mil detalles más para contarles lo infernal que pueden ser las citas a ustedes y a todas mis amigos casados que no conozco pero se que están leyendo con nostalgia eso (con nostalgia y una sonrisa en la boca, un desayuno recién hecho por su amante esposa y la seguridad de que ya no tendrán que pasar por este mar de lágrimas jamás en sus vidas…) pero creo que el espacio es reducido y mis dedos zumban demasiado en el teclado cuando trato de dejar claro un punto, así que mejor termino con esto el próximo domingo que de seguro tendré mas hilo de donde cortar. 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios