Trendy

Este SEXO podría estar practicando tu hijo

¡Por puro placer!

Martha Gastelum
Por Martha Gastelum
  • Práctica erótica. Foto: saludymedicinas.com.mx

    Práctica erótica. Foto: saludymedicinas.com.mx

Una de las causas por la que nosotros los padres debemos estar siempre en constantes charlas con nuestros hijos adolescentes es por que ellos siempre están buscando nuevas experiencias y en el campo de la sexualidad, siempre estan buscando juegos eróticos y nuevas formas de sentir placer.

En la actualidad una nueva moda en Internet a levantado el interés y el furor de los jóvenes japoneses, una práctica sexual llamada "Oculolinctus" considerado como un rito de la sexualidad que consiste en lamer el globo ocular del compañero sexual y esto les ofrece una cierta gratificación erótica.

Al practicar el oculolinctus, el joven corre el riesgo de contraer infecciones oculares transmitidas por la lengua. Ésta tiene una cubierta con una capa que contiene microorganismos que pueden causar clamidia, conjuntivitis, úlceras de córnea o abrasión de la córnea y en los casos más extremos puede ocasionar ceguera.

En Japón hay preocupación por parte de los médicos por el incremento de casos que llegan a consulta con infecciones a causa de esta práctica sexual. Según el Dr. Phillip Rizzuto, portavoz de la Academia Americana de Oftalmología.

Provoca ceguera. Foto: radio.adelaide.edu.au

 

¿Cuál es la satisfacción de esta práctica?

Al ser la córnea una zona extremadamente sensible por tener muchas terminaciones nerviosas, según las experiencias de los chicos, el placer es similar  al que se experimenta al lamer otras partes del cuerpo y una sensación más agradable aún que la de un beso.

El sitio web japonés Naver Matome fue quién dio a conocer este fetiche de moda y comenzaron a publicar los videos con jóvenes que realizaban la práctica en Youtube.

El oculolinctus es tendencia entre los chicos "emos" en Japón, pero a través de la red, es muy probable que no tarde en difundirse. 1 de cada 3 estudiantes japoneses afirman haber practicado alguna vez el oculolinctus.

 

Sigue leyendo:

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios