Trendy

Confesión de una prostituta: En Navidad hay más trabajo

La historia de Natalia Jones, la mujer que le teme a las redadas en Soho

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • Confiesa que sus clientes le llevan regalos. (Foto: Rex Features)

    Confiesa que sus clientes le llevan regalos. (Foto: Rex Features)

La época de Navidad es una instancia perfecta para compartir en familia. Se pueden expresar los sentimientos de agradecimiento, perdón y retribución a nuestros seres queridos que nos han entregado apoyo fraterno durante este año.

Pero en la otra cara de la moneda, se muestra una realidad muy alejada de la familia y el reencuentro. Muchas personas no tienen con quién pasar la Nochebuena o, simplemente, sus familias no satisfacen del todo sus necesidades afectivas y llevan una "doble vida".

Esto se ve reflejado en el mercado de la prostitución; a pesar de las fiestas de fin de año, las trabajadoras sexuales continúan con su labor e incluso aumenta en la época navideña. 

¿Sabías que la prostitución aumenta en época decembrina?

Así lo confirma "Natalia Jones", quien utilizó este seudónimo para esconder su verdadera identidad. La trabajadora sexual contó su experiencia a través de una columna que escribió al medio The Independent , relatando su particular trabajo y cómo se relaciona con sus clientes en esta época del año.

A través del medio, Natalia cuenta que trabaja como prostituta en un departamento de Londres hace cinco años, pero que además, tiene otro trabajo como cualquier persona:

La víspera de Navidad es el día más ocupado del año, a pesar de que muchos vengan borrachos después de salir de fiestas, y a muchos les digo que "no". Pero por otro lado, están las personas que ya conozco - gente encantadora y generosa - que vienen a visitarme en la época navideña. Incluso me traen regalos.

En cuanto a la relación con sus vecinos, ella indica que no ha tenido problemas. Según Natalia, conocen su trabajo e incluso le envían tarjetas de Navidad, mientras que durante el resto del año mantienen la cabeza hacia abajo y le dan un gesto educado en el pasillo. Sin embargo, ella enfatiza que no trabaja el 25 de diciembre:

Yo cierro durante el día de Navidad porque todo el mundo quiere tener un día libre, cualquiera sea su trabajo. Tengo suerte, porque no todo el mundo puede permitirse el lujo de hacer eso. Yo trabajo en la víspera de Año Nuevo y el Día de Año Nuevo, cuando está muy ocupado.

Pero no voy a trabajar a la medianoche en la víspera de Año Nuevo de este año. Y yo no recibo las personas a altas horas de la noche en general, ya que no vale la pena. Agrega.

Después de las fiestas, la actividad desciende durante todo enero, por lo que las fiestas de fin de año son una buena oportunidad para ganar dinero suficiente para paliar el mes siguiente.

A pesar de que lleva varios años en este oficio, Natalia está muy preocupada ya que ha visto varias redadas policiales donde han apresado ha varias mujeres que están en su misma situación:

Lo que más me preocupa en esta Navidad son las redadas policiales que parecen ocurrir más durante las fiestas.

Hace un par de años, muchas de mis conocidas fueron apresadas justo antes de Navidad en el barrio de Soho, que está justo en camino hacia mi departamento. Las mujeres tenían que estar paradas en el frío, vistiendo su ropa interior y siendo fotografiadas, mientras que la policía se llevaba el dinero de las mujeres como "evidencia" de que fueron víctimas de tráfico de personas. Ninguna de ellas eran víctimas del tráfico.

Cuando ocurrió esto, sus departamentos fueron clausurados durante tres meses, incluyendo el período de Navidad. Ante esto, sus amigas tuvieron que trabajar horas extras para recuperar el dinero perdido, en donde además, debían ejercer el oficio en la calle o en otros lugares más peligrosos.

¿Has pagado por sexo?

Si bien reconoce que es un tema preocupante, Natalia aún defiende su trabajo ya que es el sustento de la familia; el dinero ganado también va destinado a comprar regalos y dulces para celebrar la Navidad:

Muchos de nosotros tenemos niños u otras personas que nos confían para las cosas del día a día, así como todos los regalos, alimentos y golosinas que se desean entregar en la Navidad.

Y trabajar durante el invierno puede ser bastante difícil, sin tener miedo de que lo que has ganado para apoyarte a ti mismo y a otras personas, es llevado por la gente que, se supone, debería ayudarte.

Sin duda, la Navidad y las fiestas de fin de año esconden otra realidad muy alejada de los buenos deseos y del encuentro familiar.

¿Conoces a una mujer que se prostituye?

Con información de Belelu

Esto te interesa: 

Waris Dirie. Foto: http://alchetron.com/
Sentí que me cortaban las carnes antes de desmayar 

 

La historia de una prostituta colombiana 

 

 

"Lloré y le dije: me duele, estoy lastimada" 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios