Trendy

Africanas sufren por tener "sexo seco"

Esta mala práctica es una violación a los derechos de la mujer

Karen Beltrán
Por Karen Beltrán
  • La agonía que sufren las africanas por complacer a sus esposos. Foto: nationalgeographic.com

    La agonía que sufren las africanas por complacer a sus esposos. Foto: nationalgeographic.com

La violación de los derechos de las mujeres es un tema muy serio que se sigue dando en muchas partes del mundo, específicamente las mujeres de África son víctimas de este abuso por parte de sus maridos, pues las obligan a tener sexo seco, una mala práctica que provoca heridas vaginales y multiplicando la probabilidad de infecciones provocadas por el VIH.

 

“A nuestros maridos les gustan las relaciones sexuales con la vagina seca" Sipewe Mhakeni.

 

Sipewe Mhakeni es una de la miles de mujeres que practica sexo seco con su marido, para ello tiene que usar hierbas de árboles;  muele los pedúnculos y las hojas, luego, las mezcla con agua para formar una consistencia arenosa. Cuando está listo lo pone en una media de nylon y se lo introduce en la vagina para resecarla. Otras, se resecan la vagina con “mutendo wegudo”; orina de mandril con tierra, también utilizan detergentes, trozos de periódico, algodón y sales.

La cultura africana no permite que la mujer sienta placer en las relaciones sexuales. Foto: actitudfem.com

 

Tal vez te puede interesar: Niñas de Camerún tienen “pechos planchados”

 

¿Cuál es la causa de esta dolorosa práctica?

Las africanas están obligadas a recurrir a este tipo de prácticas insalubres para satisfacer a sus maridos, no importa las infecciones a las que queden expuestas. Es común que los maridos abusen sexualmente de sus esposas, pero el término de violación en el seno del matrimonio no existe en la mayor parte de los países africanos, y es que se tiene la creencia de que para la mujer no existe la satisfacción sexual, sino que su único fin es la procreación.

En varios países africanos se tiene la creencia cultural de que una vagina húmeda no es saludable, y peor aún, indica que la mujer es promiscua.

 

La cultura bajo la que viven estas mujeres no les permiten poner un alto a esta dolorosa práctica pues de negarse a hacerlo aseguran que sus maridos las dejarán “para irse con otras”. A pesar de ser un atropello hacia sus derechos, sus creencias no les permiten negarse a tan dolorosa práctica machista.

 

Tal vez te puede interesar: ¡Si no eres virgen no te puedes casar!


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios